Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
qpo R E V I S T A ILUSTRA DA ANO XV) I MADRID 6 DE ABRIL DE 907 NUM 83) mr 1 J 5 i A 1 nPV LA BATALLA DE LAS PANTERAS IVE en tin vetusto pueblecillo de Córdoba un vejete con más años que un palmar. Posee este Jaombre, como el maestro Meuéndez Pelayo, gran memoria y un admirable apego á las letras antiguas Le llaman sus paisanos el izí ra, y le rodean de las más justas consideraciones. Su vida es transparente, triste y monótona. Habita desde su niñez entre libros, un día y otro y otro, ayer como hoy, y siempre igual... Sus ojillos, vivos y escrutadores, posáronse muchas veces en los más ricos infolios de esas típicas, silenciosas y, abandonadas bibliotecas de los Medinaceli, de los Alba, de Osuna y de Fernán- Núñez, de aquellos esforzados guerreros. de la Reconquista y Señores feudales aíin de toda Andalucía. El afán del Séneca, nuestro- viejo amigo, redúcese á reconstituir la vida entera de héroes y hombres famosos españoles. Conoce ya este pacienzudo varón- todo el extraño carácter de Gonzalo de Córdoba, su niñez y sus aficiones, y- muchas de. las. recónditas intimidades. delcélebre virrey de Ñapóles que, cuando sean leídas, modificarán algunos juicios equivocados con que la Historia y el vulgo confunde al gran caudillo cordobés, portento de nuestros siglos de oro. Del emperador Carlos I, que tanto mundo recorrió en continua batalla al frente de sas leales, averiguado tiene el moderno Se teca todos los sitios donde durmió desde su arribo á España hasta su muerte en el mo-