Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PO ANO XVI 1 T VISTA ILUSTRADA f N Ú M 829 M A D R I D 23 DE MARZO DE 1907 AiS tm SHA V s JaSS CUENTOS MODERNOS M I N U T O DE DESPRECIO N el vasto escenario destacábase del fondo de una vulgar decoración de interior burgués con pretensiones de elegancia, la gentil figura de la tiple. Era alta, maciza, rubia. Su tez nacarina, coloreada por los afeites del teatro, tenía una finura de líneas que contrastaba con la opulencia de formas de madura Juno, no reñidas todavía con una relativa esbeltez, que daban á la cómica cierto aire de Rubens viviente. Sin el matiz fino y distinguido del cabello que nimbaba de oro el rostro, de facciones correctas, un poco duras, hubiera parecido la tiple Mua. flamenca de las que, envueltas en airoso mantón y pisando con garbo, se llevan detrás, por la calle, las miradas y los piropos de los hombres. Los conocedores expertos de la belleza femenina, los delicados, decían- que había perdido con aquel prematuro emhonpoint qVí la. daba aire de matrona. La recordaban cuando apareció por primera vez en las tablas, hacía, cuatro ó cinco años, delgada, esbelta, elegantísima, con figura aérea y ondulante de parisiense. Pero los gustos vulgares de la generalidad del público se complacían más en aquella hermosura pomposa, en plena floración, que entraba más por los ojos y les ofrecía más material deleite. No era, sin embargo, una de esas artistas que dominan al público. En realidad, sus facultades escénicas eran escasas: se reducían al atractivo y seducción de su persona. Era poco extensa su voz, escasa su educación musical, y aunque se movía en la escena con afectado desembarazo y con mimosa coquetería de mujer bella y adulada, carecía de ese don de las tablas, de esa gracia insinuante con que las artistas que han nacido para el teatro encadenan y enamoran al público.