Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ODA la p r e n s a d e E u r o p a se ocupa en el relato, de las maravillas que en su chalet la, callé d e Fierre- Gauth, ier, núm. 14; de Troyes. ha realizado M. Knapp con la aplicaciónde la electricidad. Según el relato de un testigo presencial, al llamar al timbre de lá verja á las ocho de la noche, un foco luminoso le alumbró, la calle del jardín se esclareció igualmente, y la verja se abrió sola, volviéndose á cerrar de la misma manera cuándo hubo pasado. A l p r o p i o tiempo unavozdeST c o n o c i d a salió de la pilastra de piedra, diciéndole: Es usted? No le, había conocido. Pase. I e estamos á usted esperando. En el momento de subir la escalinata, un frotamiento, suave eiilos pies le hizo observar, que un cepillo le limpiaba el calzado. El Si Knapp le esperaba en el vestíbulo y le acompañó al comedor, donde los demás invitados esperaban. En la mesa, entreel centro y los c o n v i d a d o s había un hueco en elipse limitado por una banda de metal plateado, y delante de cada cubierto una barra deplata