Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cados, en laboratorios llenos de redomas con líquidos coloreados, de retortas con cuellos de cigüeñas, de cuadernos con. signos extraños, de todos los menesteres nigrománticos de la brujería moderna. Es el liogar de la ciencia y del entendimiento. No tiene edad contada: sabe dónde empezó; sólo ignora dónde acabará. Y las tres casas pretenden la dominación de HomópoHs. ¿Porqué? Eso precisamente discuten sus, señores, juntos en la plaza de la ciudad, cierta tarde de otoño. -Debe dominar- -dicen á una y de conformidad- -la casa que más valga, la casa que más pueda, la casa que sea más fuerte y duradera. -Bien- -añade el d é l a casa antigua; -la mía es la más fuerte y por ello la más duradera: tiene cimientos de hierro; fueron labrados con espadas y armaduras de guerra. -Bien- -interrumpe el de la casa dorada; -la mía es la que más vale, y por ello la que más puede: tiene cimientos, de oro. A su lado el acero es metal vil. -Pues la mía- -agregó el de la casa de estudios- -es la que más vale, la que más puede y la que más dura. Tiene cimientos de papel. Los de las casas de hierro y de oro rieron con burla desdeñosa. ¿Os burláis? Pues leed esa fórmula escrita en este libro... Con ella puedo volar los cimientos de hierro y volatizar los cimientos de oro. -Y yo puedo destruir antes con mi espada ese papel. ¿Y qué conseguirás? El secreto está y quedará extendido, como la luz del sol por la tierra, en millones de hojas y libros que lo reproducen. Vuestro poder material no alcanza á destruirme, porque soy inmaterial, impalpable. Voy dentio del cerebro, y paso por hilo invisible á los otros cerebros. -Pero el tiempo resbala sobre el hierro y el oro sin consumirlos, como el agua del río sobre las rocas. Y el tiempo acabará con tus cimientos: roerá el papel y borrará los escritos. Eso no dura. -Os engañáis los ricos. ¿Qué queda de la opulencia de Babilonia y de las riquezas dé Creso? Os engañáis los fuertes. ¿Qué queda de las conquistas de Ciro, de Alejandro y de César? Memorias muertas, reinos semibárbaros, ciudades medio enterradas. En cambio, perduran los papeles de Homero y Virgilio, de Platón y Séneca, y dominan los espíritus como los dominaron en sus remotos tiempos. -Ignoramos quiénes fueron y lo que hicieron esos varones. m -m I i l í f 1,1 1 -Pues cuando lo sepáis, aprenderéis cómo se domina á los pueblos, que no son rebaños de carne perecedera. Aprenderéis cómo se domina el espíritu, que es lo permanente. Dominad las almas, y tras ellas se irán, los cuerpos como esclavos obedientes. EUGENIO SELLES DJDUJOS DE ME. NDEZ BiíINOA