Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
nos bizarra comitiva de carros con grandes fantoches, en torno de los cuales se agolpa una turba de máscaras, á pie, á caballo y en pacíficos asnos inclusive. Carrozas particulares los siguen, engalanadas con los colores d e l Carnaval, llenas de dóminos iguales (la tela gris y el raso blanco son las preferidas por la gente distinguida) y en las calles una a b i g a r r a d a nuicliedumbre de máscaras, en cuyos trajes domina la nota délos colores carnavalescos. Resuena el cañona zo que p r o c l a m a el principio de la batalla, y comienza la más encarnizada lucha, cuyos proyectiles son los i n o f e n s i v o s confeltis. El fragor de la pelea es enloquecedor en la plaza de Massena. L o s carruajes, seguidos de su alegre cortejo, desfilan por el C o r s o delante de la Prefectura, á la cual están adosadas tribunas atestadas degente. Laalegríallega áser delirante; unas parejas b a i l a n valses, y o t r a s cogidos de la m a n o forman amplio