Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T EL P E R E G R I N O En las cumbres silba, en los valles zumba; ruge enfre las breñas y en los froncos huecos. En la cripta obscura, sospechosa y triste. van de tumba á, tumba en sus negras ondas lastimeros ecos. j adaal rudo empuje del ciclón resiste los añosos árboles su furor descuaja, quiebra los cañares, los setos desgaja los sembrados funde. las murallas raja, los castillos hunde, y en la alta montaña, si el peñón no cede, nuevas fuerzas hacen que se arranque y ruede, arrastrando horrible por la fértil vega el alud que aplasta y el turbión que ciega En la enhiesta forre revuelve y sacude la instable veleta que chirría y lude con el eje firme que al embate oscila; crujela techumbre de maderos viejos, y suena medrosa la tremante esquila al choque de clavos, cascotes y tejos. Toque funerario, cual si hubiera brujas en el campanario. t) e las plúmbeas nubes los vellones lanza, los parte y aduna. y al son de los truenos bailan locos una fantástica danza en torno á la luna. Contra el torbellino, contra el ventisquero sigue el peregrino su áS óero sendero. Y el ciclón que funde, destroza y asuela, desmorona, barre, rasga y desmantela, su marcha insistente no detiene un paso. Samina, camina de! alba al ocaso. Samina sereno, camina y avanza; ni el rayo lo para, ni arrédrale el trueno. Y tienen más brío su fe y su esperanza que el muro granítico que al fin se derruye, que el ronco torrente que se encrespa y huye, que la roca inmensa que se arranca y corre, que la enhiesta forre, que el castillo austero. Contra el torbellino, contra el ventisquero sigue el peregrino su áspero sendero... RAFAEL LÓPEZ DE HARO DIBUJO DE REGIDOS