Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
11 L f -íí- rs. J f LA RUTA DEL LAZARILLO S I E h a escrito La Ruta de Don Quijote: s e p o d r í a se d e b e r í a escribir Za Ruta del, Lazarillo del Tormes. LoS Únicos nombres propios que haj en esta admirable novela son el del protagonista y los de sus progenitores; el protagonista se llamaba Lázaro González y Pérez; su vida, adversidades y fortunas (estas últimas fueron bien pocas) todos vosotros las conocéis. Lázaro salió de Salamanca con el ciego acorrer el mundo; Salamanca estaba entonces llena de estudiantes; hervia en vida juvenil, audaz; había dinero y prosperidad. Pero toda esta gente estudiantil debía ser- -como ahora- -un tanto escéptica, socarrona, y un ciego, con sus ensalmos y oraciones, no tenía nada que hacer entre ella. Se marcharon Lázaro y el ciego. Si no recordamos mal, de Salamanca fueron á dar en Escalona. Esta sí que era una ciudad á propósito para las operaciones y especulaciones de estos amigos. Escalona es una vieja población; á fines del siglo xviii, según nos cuenta D. Antonio Vegas en su Diccionario geográfico (que es de dicha época) había en Escalona un convento de monjas y otro de frailes; en 1613 se instituyó en ella una iglesia colegial con cuatro dignidades, seis canonjías, tres raciones, dos medias raciones y seis capellanes. Claro está que todo esto no existía allá por 1514, que es cuando Lázaro y el ciego anduvieron por aquellas callejas; pero esto demuestra que Escalona era una población grande, bien poblada, antigua, y que en ella habría todas estas viejas rezadoras, todas estas comadres amigas de novenas y velatorios, todos estos sencillos labriegos que forman el mundo especial en que maniobran ciegos, ensalmadores, saludadores, curanderos, zahoríes y otros tales. En Escalona es de presumir que nuestros amigos hicieran negocio, como vulgarmente se dice. Pero en esta población fué donde Lázaro recobró su independencia. No es necesario relatar la aventura; ello es cosa que ocurrió, como recordará el lector, en una posada. Lázaro desde Escalona se marchó á escape á Torrijos; su lema al jugarle la treta al ciego parece que era éste: Mucho sabe la raposa, pero más sabe el que la toma. De Torrijos, Lázaro se encaminó á un lugar llamado Maqueda; aquí en este lugar, la raposa tomada fué el pobrein uchachillo. Era él demasiado joven y no tenía experiencia; su mala suerte le llevó á. servir en casa de un pobre clérigo. Nosotros hemos hecho el viaje de Torrijos á Maqueda; buscábamos aquí la casa en que moró dicho sacerdote. No la pudimos encontrar; el cura actual de la parroquia es un señor afable, discreto V lleno de indulgencia. ¿Vivió en esta misma casa en que vive él, aquel otro su antecesor? Maqueda tiene una io- lesia ruinosa, sin techumbre, convertida en cementerio; hay también allí una alcazaba que sirve de parro quia; hay una sola almazara, con una gran prensa de viga, donde se muele toda la aceituna de los vecinos; y hay un arrumbado castillo, situado en un altozano, y desde donde se columbran las lejanas montañas azules, las techumbres pardas del pueblo y el riachuelo que cruza culebreando por unas huertas. Desde Ma ¡ueda, Lázaro se encaminó á Toledo. Esta fué su última jornada. 4 ZORIN DIBUJO J E VERA