Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA LUSTHADA r ANO XV I MADRID. 5 DE FEBRERO DE igoy N Ú M 821 r í -9 -íi. á í. i 5 EL ORO Y EL M O R O I alguna, vez, ¡oh lector! vas á Santa María de la Sopeña, en el monte de los ciervos silbadores, mira lo que hay pendiente de la techumbre del atrio. No es la tarasca de Santa Marta, ni el dragón de San Jorge, ni el monstruo que desgarró el vientre del peregrino Matías. Es la piel de un cristiano pecador que vio en grandísimo peligro su ánima. Juan se llamaba, y era vasallo del señor de Urdeíilas. Su mujer era soberbia y ambiciosa y quería t e ner escabel en la iglesia como las mejores hidalgas Por- esto hízose amiga y comadre de la bruja, que moraba en la Garganta Negra, junto al arroyo amar go de los Tejos. Sabían, como todo el lugar, que había por allí uri grandísimo tesoro guardado por u n moro encantado: