Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En éstas, como en todas las positivas por contacto, es c o n v e n i e n t e emplear un baño de revelador algo a t e n u a d o si se quiere evitar que las placas salgan demasiado obscuras. í, 3. i m a g e n se presentará poco á poco, s i g u i e n d o una marcha semejante á la de una placa impresionada en la cámara fotográfica; pero con la diferencia de que en vez de ser ne grttiva, s e r á posüiva es decir, que las partes n e g r a s de la imagen serán negras, y las blancas, blancas, mientras que en un cliché ordinario l o s negros aparecen en blanco v viceversa. Después del rev e l a d o s e fija la imagen en el baño de hiposulfito, y se lava la p l a c a lo mismo que se hace con las negativas. Ya tenemos una positiva en cristal que reproduce todos los más finos detalles del cliché, y á veces lo mejora, c o m o sucede con los negativos débil e s incapaces de dar una prueba satisfactoria en papel, que las produce muy buenas en cristal. Ahora vamos á u t i l i z a r l a para el adorno de ventanas, suspens i o n e s de lámparas, etc. y para ello p r o c e d e m o s al montaje de la positiva. Como los blancos quedan traus-