Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
RtvisTA AKO XVir ILUSTRADA NüM. 82 MADian, 28 DE E N E R O B E 1907 A EL HOMBRE MARCHA üB d i r í a l a primera pareja humana sí, vuelta á la vida, mirase á ésta su dilatada posteridad? ¿Qué pensaría viendo cómo y á cuáles distancias nos trasladamos sin mover los pies y volamos sin alas? Nuestros maravillados padres pensarían que íbamos llevados del mismísimo demonio, aquel que, bajo figura de serpiente, les sedujo y les arrebató la inocencia del espíritu, el descanso de la carne y la felicidad del Paraíso. Porque hay que imaginarse los trabajos que les afligirían cuando, puestos fuera de las lindes del. E (ién, -emprendieron su penpso viaje de novios, condenados á ganarse el sustento cotidiano. En busca de él errarían de sol á s o l p o r entre malezas enmarañadas, subirían por montes abruptos, cruzarían, valles hondos, seguirían las riberas de los ríos inacabables que regaban sus perdidos dominios. y todo ello á pie, paso tras paso, sin poder ni auxilio que acortasen la distancia ni descansaran el cuerpo. Acaso Adán, compadecido de Eva, cargase con ella alguna vez, y entonces fuera doblada su fatiga, bien qiié áopórtadá con amor por el iriucho que la tenía. De igual maiiera caminarían los hijos y los nietos de aquel matrimonio, por nadie bendecido, hasta que alguno de ellos, el más ingenioso ó el más harasrán, se aventurara á saltar sobre el lomo de las bestias.