Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VEiPADI üxiste cerca de Viena, en Salmausdori, una selya, uno de cuyos rincones preSAGRADA senta un aspecto muy original. En los árboles se ven estatuas, estampas, platos do coDre, cuadros al óleo y una porción de objetos, algunos de los cuales tienen gran valor, sea por su mérito ó por su NA SELVA miññ NA BOTELLA CEN- En el grupo de islas NaevaiHébridas d o n d e naufragó TENARIA Lapérousé, u n o s pescadores de perlas han encontrado una botella de vino de Burdeos, cuyo contenido, vino blanco, no ha sufrido alteración, á pesar de haber permanecido en el fondo del mar más de ciento veinte años. Débese esta extraordinaria conservación á ün magnífico polipero ramificado, de un hermoso color rojo púrpura, que ocupa precisamente la boca. Los zoófitos que le han formado han cimentado herméticamente el cuello, de tal suerte, J que la botella y la planta forman un todo La botella fué encontrada por los, cita. d. os. pescadores de perlas, en Vanikoro, lugar de las Islas Banks, donde ocurrió el naufragio. El poseedor de esta curiosa botella es un comerciante de Numeá. Un gráh. aficionado á las planta? como las conteinpiaba todos los días y no po día apreciar ias difereiiic- eta pas de su. crecimiento, imaginóun aparato para ello, cuy i copia reproducimos. Es, como puede verse, bastante prhiiitivo; pero responde perfectamente al propósito de su inventor. E NTO DE E L C R -C I M I EPLANTAS LAS u u antigüedad. Este sitio está considerado como un lugar santo or iixucha gente, y los supersticiosos refieren de él extrañas leyendas explicando su existencia. A veces acuden allí numerosos peregrinos, que pasan la noche en esta parte de la selva, buscando la buena suerte. Lo más extraordinario es que dichas reliquias, qué forman una verdadera colección deobjetos de arte, muy apreciada por los entendidos, hayan resistido á la codicia de ladrones poco escrupu osos. Los habitantes de Salmausdorf están orgullosos de su selva, que atrae la peregrinación de mucha gente que acude á depositar sus ofrendas. N N U E V O MODO D E Hemos conyenidO en que cada cuál tiene el suyo, y CAZAR PULGAS no habían de ser menos los habitantes de Jün- Nan (China) donde las pulgas constituyen una verdadera plaga. Tal es su abundancia, que en algunos sitios cubren el suelo con el espesor de uno á dos milímetros. Para defenderse de estos. desagradables insectos, los habitantes de Jun- Nan han recurrido a u n aparato tan sencillo como ingenioso. Toman un bambú de 20 á 30 centímetros de largo, cuyas extremidades introducen en otra caña más ancha, en la que hacen aberturas longitudinales y que forríia como una jaula protectora de bambú más delgado. Este se impregna de una liga que se seca muy lentamente. LoS: chinos ponen en sus camas varios aparatos de éstos y entre sus ropas. Laspulgas, en sus saltos, no tardan en tropezar con la liga, donde quedan pegadas Al fin de la jornada se limpian los aparatos en agua caliente y se vuelven á cargar de liga para el día siguiente. Aseguran que el procedimiento es de la mayor eficacia y que los libra de pulgas casi én absoluto. Lo que todavía no se ha podido poner en claro del todo es la causa á que deba atribuirse esta plaga de las pulgas de Jun- Nan. Hay quién supone que la falta de limpieza de los chinos pudiera expl. ar la abundancia de aquellos parásitos. u Sujeta un hilo al extremo de la planta, lo arrolla á Kina sencilla bobina, y al otro extremo del hilo suspende uu contrapeso: un clavo ó un tornillo. La bobina, que gira fácilmente alrededor de su eje, va fija en un cuadro de madera y unida á una aguja de madera ligera, que sirve para marcar en un cuadrante las variaciones sucesivas de la altura; pues á medida que el tallo crece, el hilo, merced al contrapeso, se rodea á la bobina; y pone en movimiento la aguja. En ciertos casos se nota una visible variación en menos de un día.