Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
l biO ¡Isos besugos eran frescos! ¡Isos besugos eran grandes! Sus agallas eran húmedas y rojas, y la córnea de sus ojos, coruscante, ¡bos besugos eran frescos! ¡Isos besugos eran grandes! ¡I o! ¡vio han sido los burgueses solamente. Cíe aiaoenas y despensas y bolsillos rebosantes, los que hicieron la conquista del besugo en f avidades: los herreros forjadores, cuyos mazos sacan chispas de la masa ferruginobermeileante saborean estos dias el besugo en los barrios e? (tremales, en las alfas bohardillas, en los pobres viviendajes, bajo nieves mufibundas, entre amenas parlerías y sorbencias de molíate. ¡Inos besugos eran frescos! lisos besugos eran grandes! Un forjoso cerrajero que, al negrar inverna tarde, por la rúa de Balboa caminaba sobre el sucio y fanguinoso adoquinaje, se detuvo de improviso en el centro de la vía, porque ráfagas de aire al olfato le trajeron las salinas humedades Je una fionda de pescado, que anunciaba S 5 el kilogramo besúguico á seis reales. El obrero fué á la tienda, y con gesto de gazuza imponderable, escogió los dos besugos más carnosos y frescanfes, que pesaron dos kilogramos (á seis reales, doce reales) y después los destripó la besuguesa (l) y quitó de ios besugos las escamas musicantes. ÍLJOS besugos eran frescos! Isos besugos eran grandes! Pero al ir á hacer el pago, n! una mofa en los bolsillos, encontróse el cerrajero y, sollozante, se marchó sin los besugos, que en la tienda se quedaron destripósos y ementados de esoamaje. Isa mujer de aquel obrero llegó en breve, y, enferada de que el kilo va á seis reales, escogió los dos besugos que el marido, escamados, dejó antes, y pesaron ahora sólo kilo y medio (á seis reales, nueve reales) Isa mujer pagó el pescado, y salió rauda á buscar á su marido, que esperábala en la calle, y, contentos por salirles la combina del ahorro de tres reales, se marcharon á su casa, y los besugos oondumiaron al instante, y cenaron con sus hijas, entre alegres parlerías y sorbencias de molíate. ¡Isos besugos eran frescos! ¡Isos besugos eran grandes! MKMTÓN GONZÁLEZ (1) Vondedora do besugos. Yéase oí Diccionario gUmeo.