Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cer la profesión de cochero. Su marido pertenece á esta profesión, y madama Clementina Dufaut, que así se llama esta auriga, de veinticinco años, había guiado por gusto; pero queriendo perfeccionarse, acudió a u n a escuela de cocbpros de París, donde fué admitida. Allí ha seguido sus cursos de hippología, higiene del caballo, topografía de París y sus alrededores, legislación de los taxímetros, po icía, etc. A estos cursos siguen las. prácticas, y por último, los candidatos á cochero se revalidan en la Prefectura de policía, que les otorga el título profesional. Los periodistas franceses preguntaron á Mad. Dufaut por el traje que pensaba usar para su nueva profesión, y les manifestó que para guiar adoptaría la falda larga, abrigo con esclavina y sombrero alto, y así figura en efecto en la fotografía que publicamos. Además de Mad. Dufaut, han solicitado ingresar en la escuela de cocheros, Eugenia Chevaner, de veinteséis años, y Eloísa Delou 3 e, de treinta y siete. p) AKA confirmar nuestro adagio de más- vale maña qrie fuerza, parece que se in- v e n t ó el Jiu- jitsu. La habilidad, la oportunidad y la ligereza del golpe ó del movimiento, dan al más débil una superioridad sobre el más forzudo, al decir de los entendidos en la materia. Para ejemplo de esta afirmación y como prueba de lo útilísimo que es el conocimiento del Jiujitstí para defenderse de una agresión, se han hecho las curiosas f o t o g r a f í a s que en esta página publicamos. MAn, n T I P A ü T T, A p- RTMlJ- R Dos señoras MUJSlí, COCHERO D E PARÍS que van por un s i t i o p o c o írecuentado son objeto de la persecución de dos malhechores que tratan de robarlas. Fingen las damas no darse cuenta de la asechanza, y esperan el momento en que los bandidos, confiados en su superioridad, las acometan, para darles una severa lección. t rnp ¡L JTTJ- JITSU APLICADO A LA D E F E í í S A COTTTRA IvOS MAI. DOS SEÑORAS P E R S E GUIDAS POR DOS LADRONES a 0 m- i í- í- i -j l í MÍ W W- (5. S J, K S- sífcíí 5 Acostumbrados los atracadores callejeros á sorprender á sus víctimas y cogerles la acción, son á su vez sorprendidos por la serenidad con que aquellas débiles mujeres rechazan la agresión, 5 -el final de aquella desigual contienda es la completa derrota de los ladrones, que caen doloridos y avergonzados á los pies de las improvisadas amazonas. T JN nuevo enganche automático para los va gones de los trenes ha sido ideado por dos distinguidos ingenieros italiano. s, los señores VICTORIA D E EAS DAMAS SOB E EOS BANDIDOS MERCED AL- JIU- JITSU Nicolás Parra y Santiago Casalis. Este enganche, por sus condiciones de seguridad, resistencia y sencillez, no ha de tardar mucho tiempo en ser adoptado. Tiene ante todo este enganche una cualidad verdaderamente importante, que consiste en ser automático; obra por sí, de manera que una vez armado el aparato, cuando dos vehículos se ponen en contacto, sea tocándose apenas ó chocando con fuerza, se encuentran enganchados de repente. Sí el aparato nó está annadó, entonces los vehículos se tropiezan y se separan sin unirse; pero cuando la unión se verifica no se nota el golpe y el contragolpe, que se produce en los en- gauches ordinarios y parece que los coches forman un solo cuerpo. La regularidad con que funciona, sobre facilitar el enganche de los vagones y suprimir las sacudidas, contribuye á la seguridad del tren. 1 G- ribayedoff, B a u e n b e r g y A. Croca N U E V O APARATO PARA E E ENG. ANCHE D E LOS VAGONES