Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C 0 LEGiaTiq 0 E 5? lMT! liaN? I Esta es la antigua de Santillana, cabeza d e l marquesado d e su nombre. Al Já, se ven casas con escudos blasonados; allí, la torre del Merino, el palacio de los Velardes, y allí se muestra la vieja Abadía, que envuelve el silencio. El tiempo V los hombrea liaii m u L i l a d o la fc: t. Éi ÍJÍjmMl! l ASPECTO EXTERIOR DE LA GOLEGI. VTA DE SANTILLANA portentosa fábrica, que quizá comenzara á labrar aquel Pedro de Dios que construyera la Colegiata de San Isidoro, en León, ó más bien, es lo probable, ignoiado arquitecto á quien encomendara la obra nuestro Alfonso el emperador. Campea en los ábsides triples de la Colegiata de Santillana, el estilo románico; admíranse sus dos torres; sustituyeron á las primitivas bóvedas de cañón ó de medio punto las tres naves paralelas. El claustro, obra de los artífices contemporáneos del vencedor de las Navas de Tolosa, sostiene todavía su belleza incomparable. Allí se ven en la Colegiata decapitadas figuras, destrozados capiteles, sepulcros profanados, altorrelieves de maravillosa y prolija labor que representan asuntos varios, religiosos y profanos. IKTERIOR DE LA ABADÍA. EL lífiTABLO Cada época dejó en la Abadía huella de su grandeza ó de su barbarie: junto á lo artístico está lo deforme; sólo la riiina y la melancolía son u n á n i mes. Bien dijo el poeta clásico, que de las cosas se desprende tristeza profunda, silenciosas l á g r i m a s Ea venerable Col egiata de Santillana llora las injurias del tiempo y de los hombres COLUMKAb Al AHEAUAS; AUGOS Y CAPITELES DEL CLAUSTRO B E L COLEGIATA