Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡REVISTA AXO XVI MADTtID, ILUSTRADA i) Oí) 1 I) DiCIlCJIBRIÍ J) E SVM Sl i s v. A f íA líV V- -H L 5 rJ j -1 í MIGUELfN Y MARGARITA A. RGARITA resbalaba por el suave declive de una ancianidad apacible y regalada. Aunque muy cerca de los treinta, daba los remos aún con no fiojo garbo, sacudía la luenga y cri í íJMf nada cola con cierta coquetei ía, y relinchaba á veces con brío casi iuvenil; pero estaba inútil para el trabajo. Se le habían caído lo. s dientes, con lo cual el estómago se le estropeó, de donde las fuerzas decayeron y comenzó á enmagrecer. El amo, Anselmo del Cabañín, un aldeano rico, con parientes de fuste en la ciudad, así que vio á Afargarita caduca y floja, la jubiló, eximiéndola de silla y lanza. Desde aquel punto la vieja discurrió su vida en inacción, sosegada y