Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE DEPORTES T- üTSCH de la Meu the es uno de los más grandes protectores del sport, y, sobre todo, del aerostático; entre las muchas prviebas que tiene dadas, fi. scura la reciente Copa de los Pirineos, tan hermosamente conquistada por el inolvidable Duro, y otro premio importante para los aviadores. Y por si esto no fuera bastante, h a querido predicar con el ejemplo, y haciéndose construir un dirigible, con él va á disputar el premio Archdeacon á los aviadores que aspiran á ganarlo Esta máquina, construida por Edmundo Surcouf, tiene de largo 60,423 m. y su diámetro es de 10,50 m. Va movida por un motor Argtís de 70 caballos que hace 900 vxieltas al minuto. La ville de París, que asi se llama el aeróstato, está ya terminado y próximo a verificar las pruebas. El interés en el resultado es muy grande, pues cada día son mayores las esperanzas que se tienen en la solución de la dirigibilidad de los globos. El problema está muy adelantado, j no en balde los trabajos de Libienthal, Chanut, Ferber, Hervé, los hermanos Renard, Lebaudy, Santos ¡D u n i o n t y l o s hermanos Wright, hacen concebir una pronta y favorable solución. Pero si Deutsch intenta ésta por el medio del menos fesado que el aire, dos ingenieros ingleses van al mismo fin por el lado opuesto, por el más pesado que el aire. Al efecto, han construido un aeroplano que puede llamar- e monstruo. Tiene 30 pies de altura por 50 de largo, dividido en tres pisos. Cuatro motores de 25 caballos lo ponen en movimiento, ayuds- dos por largas aletas de aluminio colocadas á los lados. En dicha máquina pueden ir hasta cien personas. Será digna de ver la prueba de este aparato. Un nuevo sport tenemos que añadir á la lista de los existentes. Las antiguas luchas romanas, resucitadas nuevamente por los profesores franceses Dubois y Del Prat. Uno de los combatientes está provisto de un tridente de madera con puntas de cobre, una gran red de pescador y un puñal corto; su cuerpo está protegido tan sólo por una cota de malla y por una especie de espaldar colocado en el braxo izquierdo. El mirmidón, por el contrario, no lleva más que una espada como arma ofensiva, pero está perfectamente cubierto contra los golpes de su enemigo; protege su lado derecho una cota de malla, y el iz- -4 EL N U E V O DIRIGIBLE L A VILLA D E PARÍS iiiíiíiSinli f I 1 1 t u- HI B -UI Jl ffíij ¡iii i sim ü lll Pfiíft -fi Wi 4i r W: 1 j A. f M. 5 Í e i f jr. m mU Süü 9 EL A E R O P L A N O M O N S T R U O q u i e r d o un anctto escudo, una escarcela y una pernera de acero que lo hacen invulnerable. En la cabeza lleva un enorme casco con la cimera l e v a n t a d a que le cubre completamente la cabeza, la cara y la srarga. nta. En tal disposición efectúase el combate, y aunque los sables son de madera, los golpes no dejan de ser dolorosos, por loque para evitarlos, se necesita mucha vista, mucha agilidad, una gran fuerza y gran destreza. Celébrase d e s d e t i e m p o inmemorial en Francia una fiesta que no puede ser