Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mismos precios de los leones si: elen tener los tigres, fuera del de Siberia, porque esta casta, por su rareza, llega á obtener el precio de 9.000 pesetas por ejemplar. I os más caros son las jirafas, los hipopótamos y los r i n o c e r o n t e s Como d a t o p a r a que pueda apreciarse su vaWÜB lor comercial, citaremos la adquisición de una j i r a f a p a r a el Jardín Zoológico de Londres en 25.000 pesetas; la de un hipopótamo pequeño, en 24.000, y la de un rinoceronte del África Austral, por el que se pagaron 43.000 pesetas. Hasta ahora, la dispos i c i ó n de los Parques r nv Zoológicos presentaba enjaulados los animales fieros, y por mucho que fuera el interés de examinarlos, el espectador los veía como adormecidos en su estrecha cautividad; pero en la Exposición de San Luis, en los listados Unidos, se hizo una instalación de un nuevo género, que es el mismo adoptado ahora en el Parque Zoológico de Hamburgo con carácter permanente. Este Parque tiene una extensión ¿636 acres de tierra, tan grande como el Jardín Zoológico de L o n d r e s y la mayor parte de l o s animales que contiene se hallan al aire libre en la selva artificial. Rocas, grutas y bosques forman el panorama, que hace la ilusión de que aquellas fieras que corren y saltan se encuentran en plena libertad. La seguridad del pi iblico está s u f i c i e n t e D E T A L L E S DECORATIVOS DEL P A R Q U E Z O O L Ó G I C O D E HAGENBECK EN H A M B U R G O m e n t e garantida por F HUTIN TRAMPUS barras de hierro y rejas 3 un profundo foso. Todo ello está tan perfectamente disimulado, que la ilusión es completa, y al espectador le hace el efecto de que está paseando en medio de las fieras. La guarida de los Icones ha sido terminada recientemente. En un espacio que mide 60 pies por 48, se elevan las rocas, muj hábilmente colocadas; y un ancho foso de 50 pies de profundidad, que aisla este csüacio, está cubierto por un jardín tropical. Esta es la separación entre las fieras y el público. Las fotografías cpre publicamos, tomadas del natural, dan idea del aspecto de este notable Parque, cuya novedad es grande. De las antiguas menageries, donde se colocaban en monótona fila las jaulas, tristes y estrechas para animales acostumbrados á las anchuras y libertad de las selvas, hay una diferencia enorme y tm progreso notable. Los animales que solíamos ver generalmente extenuados y tristes en la estrechez de su cautiverio, conservan en estos Parques del nuevo sistema el vigor y la gallardía que los hace más bellos é interesantes, y el que acude á contemplarlos ó á estudiar sus caracteres, los ve correr y saltar llenos de vida como si estuvieran en las selvas y desiertos donde nacieron. La ausencia de las rejas á la vista, pues como más arriba queda indicado, así éstas como los fosos de separación están muy hábilmente disimulados, producen en el público que visita el Parque una gran impresión. Por más que todo el mundo sabe que el peligro no existe, pues se han tomado todas las precauciones para evitarlo, como, á la vista no aparece nada que aisle á las fieras, la ilusión de estar paseando entre ellas no puede ser más completa. Las grutas, los picachos de rocas, los desfiladeros y los lagos están dispuestos con mucho arte. J L. UBERAL