Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V JÍAJ MÍ H OAL: A su torre ha si lubren el cielo m; y tras la verde y húnd Todo se halla b recógese el ganad y la noche avanzi con) Uii solemne sil ¡reza el alma, sint y el Ángelus emi su cí Por fin llega la y penetra tambiéi Se escuchan del t tristi Los ojos de ios oyendo en lontan y ásperas frotacic de á) El ladrón salisf el malhechor ace y revuelto entre i duei La bacanal qut hoy se repite con y vuelvo á resont la ri De Baoo en el i la hacienda de si olvidan los conse del) En los repliega se esconde el vic; y la virtud que ir vacc T LUÍ: m -jwiw t- y De su torre ha salido la paloma; el Oriente se cubre de arrebol, y su faz rubicunda fiel asoma alegre el sol. La flor se yergue su corola abriendo, y generosa espaice esencia grata, mientras la luz sobre ella va cerniendo hebras de plata. El ave se despierta juguetona, ansiosa de vivir y de retozo, y agradecida, á su Creador le entona himno de gozo. El día nos obsequia con luz pura; el espanto en su alcázar de oro encierra, y un solemne estallido de ventura se ove en la tierra. En el bosque se esconde el lobo hambriento, y la raposa busca su guarida; las ramas, al chocarse con el viento, pregonan vida. Del juego la. mansión está dosier la bacanal extingue su bullicio, y el lupanar impuro abre su puerta, vomita el vicio. Bello es el día con su luz radiant triste es la noche que la sombra vierle; uno, da vida; la otra, vacilante, pregona muerte. Cese la noche del rencor maldito, de la impresión, de la vileza infame; venga un día de paz y amor bendito que á todos llame. Pase la sombra de la pompa vana que esclava hace con ardor profundo. ¡Luzca una eterna aurora, libre y sana, que alegre al mundo... PEPITA VIDAL D I B U J O DK B E O I U O K