Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AíírP, i í m EH TK PÍ ANO 16 MADRID. S Á B A D O 22 D E S E P T I E M B R E DE 90 S N U M 8o3 J í -í a p EL REGRESO- vj S 4 f I. tren volaba en dirección á Cíalicia... Traspuestas las llanuras castellanas y ios vericuetos leoneses, había comenzado á desarrollarse, como cinta de cinematóo- rafo, e l ag- reste espectáculo, nunca monótono á pesar de sus escasas variaciones, de los diversos niatices que la Naturaleza exuberante brinda á los ojos del turista: húmedas praderas pobladas de vacas y ternerillos, que al pasar el monstruo de hierro mugían dulcemente, contemplándolo con acuosa miradaextensos viñedos, generadores de preciadísimos caldos; elevadas colinas, cultivadas desde la faida liasta la cumbre, ofreciendo todos los tonos del verdoso color, desde el más tenue al más rabioso; frondosas pomaradas, con menos hojas que frutos; montes roturados oor la minería, descubriendo sus rojizas entrañas surcadas de pozos y de rieles, henchidas de vagonetas y de hombres... Indiferente á todo esto, en un rincón del coche de tercera, (Gertrudis dejaba que su imaginación, mas veloz que el ferrocarril, volase á su aldea, de la que cada vez le iba separando menos espacio!