Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 poeta, lectores, que os diga i que stispiran los álamos negros y que lloran acacias y chopos, le decís que es un gran embustero. Al que os diga que hay horas azules y horas verdes y rojas en serio, le podéis enviar noramala, porque quiere tomaros el pelo. Al que os diga que ha 3 ninfas liliales en la orilla del lago sereno, le decís que ha tomado por ninfas las comadres del próximo pueblo. Al que os pinte libélulas glaucas que transmiten de amor suaves ecos, le decís que un papel tan... airoso las libélulas nunca lo han hecho. Al que diga que encuentra en el campo añoranzas, nostalgias y ensueños, afirmadle que no hay añoranzas, que lo que hay son montones de estiércol. Al que os diga que hay llanto en los lirioy en el alma del bosque misterios, le decís que se apunte catorce y le dais de mi parte recuerdos. Al que cuente que hoy pasan el día los pastores la flauta tañendo, le decís que se meta la flauta en cualquier sociedad de conciertos. Y esta voz, que os dirijo, de alerta, oh lectores! no es torpe deseo de ofender á ninguno; es que opino que á engañaros no tienen derecho; no, señor; porque vais luego al campo para ver lo que indican los versos, y os lleváis un petardo solemne porque allí no hay suspiros, ni ensueño ni añoranzas, ni flautas, ni pitos, ni arbolitos haciendo pucheros, y es muy fácil que, visto el engaño, nos mandéis á los vates al cuerno. JUAN PÉREZ ZÚÑIGA TBÜJO DE XAUDATÍÓ