Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
quehoy figura en el Museo de Amberes. Se trata de un hermoso tríptico de Memling- que representa á Jesucristo rodeado de ángeles, clasificado como una d é l a s mayores joyas que tuvo España en el arte de Apeles Se cuenta que tan hermosa obra pictórica fué vendida por el precio de 3.000 pesetas, y que el Gobierno de Bélgica y la Junta admmistrativa de su Museo Nacional dieron por ella 240.000 francos. El tríptico, que hoy figura en el testero presidencial del salón de honor del Museo de Arle antiguo, de Amberes, se dijo en la Prensa que había sido enajenado por los Benedictinos de Najera en 1896. Kn dicha época no pertenecía á dicha orden la Abadía, sino á los Franciscanos, y el P. Guardián de éstos se ha apresurado á recha ar la inculpación, afirmando que la venta del tríptico se hizo mucho antes que la Comunidad franciscana ocupara la antigua abadía. Un distinguido miembro de la Comisión de Monumentos de Nájera, que conoce la s s TM. y i I mi m ff l Sil C H ffi ¿j rigeiJMKxH rVí do en el busto ae Kamón y Cajal. Q u e r o! pone en esta obra todo su talento, movido por la admiración profunda que siente por el sabio español, tan justamente ensalzado por las Corporaciones extranjeras, á quien ni poco ni mucho envanecen las altas distinciones que á su mérito se otorgan. Su vida, modesta y laboriosa, es la misma que llevaba a n t e s que la Universidad d e Cambridgey la de Wurzburgo le concedieran los honores de doctor, y quela de Clark (Estados Unidos) le invitara y el Congreso de Medicina de París le adjudicara el premio de la Universidad de Moscou, y de que fuera aclamado por los sabios del mundo. Publicamos tombién una fotografía que representa á la i l u s t r e escultora a m e r i c a n a verdadera historia de aquella venta, por la activa correspondencia que desde 1901 viene sosteniendo con los Sres. Decker y Wauters, de la Junta de los Museos de Amberes y Bruselas, a. sí como por sus investigaciones en Nájera Logroño y otros puntos de la Kioja, sale noblemente á la defensa de la citada Comunidad y declara que el c a s o ocurrió bastantes años antes de que llegara á Santa María la Real. Tampoco autorizó la venta la menciouada Comisión de Monumentos. En la Prensa local hemos leído que: el presbítero á quien se atribu 3 e la enajenación del tríptico, párroco de Nájera á la sazón, ha falle cido ya. De todas suertes, es muy de lamentar el caso de que una obra artística de tal valía haya salido de España, máxime en las condiciones expuestas. El grupo fotográfico que publicamos reúne á dos ilustres personalidades contemporáneas: Agustín Querol, trabajan- ir nJ 9 Í iffr.