Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANO 16 SÁBADO II D E AGOSTO D E 1906 N U M 797 1 XvXJx: espíritu de Dios hirió el caos, y la luz fué hecha. El hombre, en un principio, vivió en el caos intermitente de las noches de la creación. Sutiier Tase ¿n él cuando efs i se ponía, y su vida quedaba suspensa hasta que el sol alboreaba. Para alumbra? la obscuridad nocturna se necesitaba otra luz comola que Dios puso arriba. ¿Cuando vcótíoapaTecióMiuizá de choque inesperado de los pedernale. s; quizá de combustiones espontaneas lur íTeron eras chispas y el primer fuego que se revelaron al hombre; este hxrio a la sombra. í a t e a 1 L l r í r i e T r S o fué la lámpara primitiva. Aquella lámpara de encantadora simplrcidkd, se alimenta ba de 1 propia substancia, y el aparato y su alimento se iban consumiendo a l a par. Bastaba para las pocasnecesidades de la bestia humana, que, al igual de las irracionales, no velaba, acomodándose á la marcha de la sana Naturaleza. i; o X o siempre rebelde á ella, el hombre quería luz más esplendente con que trocar sus noches e d i s y siempre anibicioso, deseó que el sol descendiese para su uso particular. vio que ardían las grasas