Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANO 16 SÁBADO 4 D E AGOSTO D E 190 S N U M 796 if 5 s. V. r y oii T- -t. s 6i- Ü Í J L D K F i: E: 3 rJL RA eti la tarde la visión sencilla y mansa q- ie deseo fijar. Moría el ciep sculo dulcemente: el silencio llenaba los campos. Llevando al hombro la guadaña ó en la cabeza el cántaro, que recuerda las ánforas de una edad más dichosa, las mujerucas y los hombres tornaban hacia sus lares. Solían encontrarse á otros lugareños, mejor ataviados, que iban hacia el soto de la romería, y entonces daban comienzo las preguntas: ¿Cómo es que no descansades en día de tanta fiesta? ¡Ay, cuitados, no podemos! Es tiempo de trabajos, que no es tiempo de holgar... Habla ban luego de los hombres ricos; y hablando parecían ver los festines de aquella tarde en las-