Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIV. xGACIÓN VERANIEGA Los madrileños activos víctimas do esto bocliorno, soñamos con el retorno de los tiempos primitivos; porque es tan exagerada la molestia del verano, que estorba el ser ciudadano de una urbe civilizada. ¡Bien nos fastidia el progreso! Sus leyes y sus reformas nos hacen guardar las formas porque el pudor quede ileso... ¡De menos se echa otra edad más sana y menos austera, en que la moral no fuera causa de incomodidad; en que a, penas se vistiese la gente, ya que no habría nadie que se ofendería ú ofendiera ú ofendiese... ¿No fuera más desahogado- -y algunos lo pensarán- -vivir como Eva y Adán horas antes del pecado? Para aguantarlos calores de estival temperatura, preferible es la incultura de los hombres inferiores; y como todos busca. mos vivir á gusto, en el fiel, resulta que yo y tú y él... ¡que todos les imitamos! Xo hay, pues, quien no se resuelva, sin pensar que se propasa, á andar por su propia casa como el hombre de la selva; y al salir, por compromiso necesario aunque molesto, todo el mundo lleva puesto nada más que lo preciso. ¡Puf... Hoy la calle asaltamos y allí se eleva la tienda huyendo de la vivienda, donde nos achicharramos... Hay más de un üino industrial que se expansiona sin miedo y nos ofrece un remedo de la expansión colonial, con sillas y veladores forma en la calle reductos donde sirve sus productos para ahuyentar los calores. Y hay socios, frescos de veras, que dejan su habitación y duermen sobre un colchón en mitad de las aceras... ¡Será muy corto de vista, ó muy bruto- -que es distinto- -quien no halle en eso el instinto de los tiempos de conquista; y en la levedad del traje que hoy gusta á nuestra persona, no vea que regresiona el hombre á la edad salvaje! Xo es este afán interior para la raza un insulto... ¡Es que el hombre, siendo culto, soporta mal el calor! GIL PARRADO DIP J 0 DE XAUUARO