Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FAGINA INTIMA e marcha mi madre... Me besa... la beso... Y yo, que sonrisas fingirle quisiera, ¡llorando me quedol Riij- e forozrMCiilo f l LrPii; gravo, loiito emprende su marcha madre me m y nrita ol pañuelo HUYO, hasta perdciso, ol mon Liuo de hierro, ¡üoslrando, or iilloM) la ruda piitepr de r ii tiiua do lue o... t 0. T- r i- ií. t íiSÍl ir i i i I í Kl andón ya queda callado... dosiorio... Oné sola, qué t. rislo se marcha mi madre. ¡QuA solo me queSi... ¿Volverán mis ojos á verla de nuevo... íVol verán mis brazos, jóvenes y fuertes, á abrazar su cuerpo. ¿Volverá mi oído á oir sus consejos. ¿Volverá, mi frente á encontrar reposo 011 su amante pecho... ¿Volverán sus labio, á darme sus besos. ¿Volverán sus brazos, sus brazos cansados, á e. strechar mi cuello... No lo sé, luios mío! Pero macho temo- -como ya los años su augusta cabeza de nieve cubrieron- -que su cuerpo caiga con el primer hielo, iQuc el primer invierno me deje sin madre lo que amo y venero! Si asi, Dios elemente, lo qu eres, te ruego que antes do que extingas la j; iz en sus ojos, la vida en su cuerpo, pienses en el triste que de olla esta lejos, dolores de ausencia forzosa llorando, llorando en silencio, Y Tú que eres grar. do, y Tú, que eres bueno. Tú, Señor, que sabes lo que olla me quiere, lo que yo la quiere, ¡no dejes que muera sin darme á mí tiempo de ir á que me entregue la herencia ságrala de su último beso... y cerrar sus ojos con febril respeto, y con sus mejores, sus más ricas gala adornar su cuerpo. y besar su frente, su frente de hio. o... ¡Pero no, Dios mió, prolonga su vida, cuida de mi madre. Tú, que eres tan buonol CARLOS FERNÁNDEZ ORTÜÑO n i l i l M O r K R F TKVAM