Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CQ- tD- ní n -ni- ni- iD- tD- ni- ai- flJ- ai- -in. iiJriD- ni- iD ni ID- ID- ID REVISTHILUSTRHDH MADRID S Á B A D O 14 D E J U L I O D E j p o S -1 fSK v BÉ H ¡ri? ir 4i j? i- v s. i -ti V. J- ESPÍRITU SANTO m l doctor Bermúdez murió en el año tres de nuestro siglo. Fué terrible y misteriosa su muerte. B J I V En Roquera la gente afirma que murió, en fuerza de pecar mucho, sombríamente. Soy el único en pensar que, con Bermúdez, emigró de la tierra el último santo, el último espíritu de caridad y amor, á la manera de Francisco el de Asís. Era el doctor Bermúdez alto, superlativamente flaco. Un día quiso pesarse en la báscula de la estación, un día de invierno, ¿levaba su antiguo gabán de pieles. Fl mozo de la báscula le invitó á despojarse del abrigo. Y el doctor Bermúdez le dijo: ¿Qué iba usted á pesar entonces? E n seguida se le conocía que era médico. Su rostro no podía ser sino de médico. Al dar su mano huesuda y transparente, tenía el ademán de tomar el pulso. Cuando hablaba en tono de confidencia,