Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL N O R T E A M E R I C A N O VELLMAN M. HERSEY LA BARQUILLA Le, GLOBO (AMÉRICA lidié 5 rangcr kilómetros; el Dr. Stoss ganó el prein. io. La Prensa toda de Europa, e s p e c i a l m e n t e la de Austria y la de Alemania, ocupóse de esta carrera; de seguro que no pa. san de i.ooo los españoles que sabemos que se ha verificado. -Y en otro orden de empresas, amigo mío- -dijo el más viejo de mis acompañantes, ¿dónde existen en España actualmente aventurer o s c o m o Wellman? Hace mucho tiempo que no queda aquí quien se arriesgue, quien exponga su vida, su fortuna, en bien de la ciencia, sin más ansia que la de adquirir r e n o m b r e y gloria. He visto el globo dispuesto por el norteamericano, lo he visto en Saint Ouen: es una maravilla. La contemplación del aeróstato produce un original deseo: el de sacrificarlo todo y lanzarse también á acompañar á Wellman. Los expedicionarios son cinco h o m b r e s de verdad, hombres en el sentido napoleónico de la palabra; M. P a b l o Colardeau, gran mecánico que cuidará d e l o s motores; Hersey, representante del Gobiernonorteamericano, gran geógrafo y navegante, un sabio á la moderna; M. Gastón Plervien, aeronauta intrépido; Smith, que por su ciencia es un Farad a y y q u e conoce ysabe p r á c t i c a m e n t e resolver cuantos problemas puedan presentarse en el manejo de la telegrafía sin hilos; 3 el jefe de la e m p r e s a científica, Wellman. Todo lo tienen previsto; el mundo entero está pendiente del resultado de esta expedición... ¿Y u s t e d opina- -pregunté y o- -q u e s e descubrirá al cabo por Wellman el Polo de la tierra? André fracasó... E s a es la pregunta que hoy hacen los más ilustres h o m b r e s d e América y de Europa. -Es d i f í c i l vaticinar- -contestó mi compañero, -pero yo tengo mucha, muchísima fe. R e c o r r e r á n e n glo-