Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL DUQUE DE ALMODOVAR hridad. Había tiscido D Manuel Sánchez y Gutiérrez d C. istro, en Jerez de la F r o n t e r a de noble y rica familia; educóse en Inglaterra, cursó en España la carrera de l- yes, y desde muy joven dedicóse á la política. Repre- ntó primero en Cortes el distrito de Priego, y desde B 86 fué diputado por su pueblo natal. Con Sagasta, en 1898, fué ministro ae Estado, y en 1901 desempeñó nuevamente el mismo c a r g o La cu tura del duque de Almodóvar era vastísima; poseía a ios idiomas, que hablaba correctamente. Represento á España muchas veces, concertó Tratados de coiii. rcio, en los cuales no sólo salieron sin lesión los iMlíreses patrios, sino que alcanzó para España ventá- i s locuentc lii. 11! ma en q iv: 1 S r Al. ret not ¡fic? b. i al R e y I.1 muerte del Stñoi duque de Almodóvar; fué, en efecto, el difunto ministro de E s tado un leal y adicto servidor de la Dinastía, un ciudadano modelo, un gran patriota, un caballero sin tacha y un convencido liberal; á pocos espartóles se podrá elogiar t a n justamente. El duque de Almodóvar ha muerto joven todavía, cuando era mayor su ccle- EL C O C H t hUNEBRE A SU PASO POR LA CIBELES LA PRESIDENCIA DEL D U E L O LOS I N F A N T E S D E E 3 P A N A Y E L G O B I E R N O Cliché Ascnjo jas positivas. Debemos al duque de Almodóvar y á s u s colaboradores inteligentísimos en la Conferencia de Algeciras el único acierto diplomático que registra nuestra historia contemporánea, y Europa entera debe al tacto y á la habilidad del difunto ministro de Estado español el que se haya resuelto pacíficamente uno d e los más g r a v e s conflictos que se han planteado en la política internacional. M a d r i d entero rindió en el entierro del duque de Almodóvar testimonio de respeto y de la singularísima estimación que merecía este h o m b r e ejemplar, á quien cu patria admiraba y cuya fama se extendía por t o d o el mundo.