Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HXJIwIO v. 5 í J! W E Sití. is besaba, cemn besa á un niño nle madre al acallarle el lloro, egué á estrujar sobre mis labios insensata obcecación de un loco. ue hasta mí venía á enloquecerme, mor que al llegar estalla ronco, de tus celos, triste queja 1 hervor doliente de un sollozo. ada me decían, ni una imagen evocaban en mí, ¡yo que el retorno de la hermanita muerta siento dentro cuando su trenza con mis labios toco! Y si al menos hablaran á mi alma de algo querido, por el tiempo roto, como el viejo sillón de nuestros padres, como la cuna de los sueños de oro, pero que tienen alma, y te despiertan lecuerdos de otros días venturosos. Lo comprendo; mi bien en dulces días... ¿que quise conservar como un tesoro? Palabras ya sin fe, ¡de amores fueron, murmullos de hojas secas por otoño! Temblar sentí, al desatar la cinta, mis manos con temblores dolorosos; ¡desataba por siempre nuestras vidas... Tan grande el mundo, ¡y me sentí tan solo: Las quemé sin piedad, pero en el fuego las cartas retorcíanse con odio, con una llama azul, que semejaba la serpentina luz que hay en tus ojos. ¡Bien... Ta todo acabó; leves pavesas, cenizas que no guardan ni un rescoldo son tus cartas de ayer, como el cariño que, cansado de amar, murió en nosotros. ÁNGEL G D E R R A DIBUJO DE KSTEVAN