Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
blica. El periodismo aqui es excelente y sus informaciones notables; bien es verdad que todos los periodistas pueden beber en bue 7 tas fuentes, cosa que no sucede en todas partes, haciendo excepción de Vinífolis, donde los hay que se emborrachan de gloria. Conocida ya la constante tirantez entre las dos vecinas repúblicas, su incesante rivalidad, no extrañarán ustedes que á los pocos días de mi estancia en VinipoUs supiera que se habían roto las relaciones diplomáticas entre los dos países, volviendo á sus respectivos Estados los enviados diplomáticos Sres. Macharnudo, representante de VinipoUs, y Seltz, que lo era de Agudpolis. Con objeto de detener la invasión por ambas parte, se colocaron en la frontera de VinipoUs inexpugnables trincheras de toneles y barricas, y en la de AguápoUs formidables barricadas de cubas y tinajas. Las fuerzas de VinipoUs estaban distribuidas para la próxima batalla del siguiente modo: la artillería, compuesta de varias baterías de Champagne, mandadas por el general Moét- Chandon, y de Sidra Champagne, que acaudillaba el guerrillero conocido por el Gaitero, ocupaban la bonita posición del Pajarete, dominando la altura de Agua- rras de la vecina república. Detrás, y en lugar ventajoso, los regimientos de infantería de Arganda, Valdepeñas y Rioja, luandados por el general Peleón. A la dereoha la caballería, formada por los regimientos de Málaga y Manzanilla, y en el Estado Mayor, haciendo un elegante cerco, la oficialidad de Jerez. Algunos generales extranjeros, como Marrasquino, Kümmely Vermouth, presenciaban las operaciones; y en sitio fácil y seguro, para acudir al primer momento, estaba la brigada sanitaria, compuesta por los vinos de Peptojta, Pepsina y otros. Por su parte, en Agudpolis también habían distribxiído bien sus fuerzas: la artillería de tiro rápido de los regimientos de Caraiaña y Loeches estaba colocada al frente del ejército de ocupación. Ea infantería la formaban los veteranos de Lozoya y Antigaos viajes. Los primeros disparos los hicieron las baterías de VinipoUs, y á la señal de fuego, comenzó de una y otra parte u n abundante tiroteo, que el humo de las gaseosas no dejaba ver. Uno de los tapones de una pieza Champagne cayó en el polvorín de Agua- fiíerte, donde tenía la de AguápoUs grpu cantidad de proyectiles, causando la explosión muchas víctimas. Al día siguiente terminó tan encarnizada batalla, de la que fui testigo. A muchos vinateros de les costó perder el pellejo; pero los de Agudpolis no llevaron tampoco njejor parte. El campo de batalla aparecía lleno de cascos brillantes de plata y de proyectiles de corcho. Los de Agudpolis hicieron gran cantidad de prisioneros, pidiendo álos de VinipoUs por su rescate la cantidad de 20 céntimos por casco. Se firmó la paz; las dos repúblicas, después de tan sangriento combate, se hicieron amigas, conviniendo de una y otra parte que los áe Agudpolis pudieran tener intervención en las bebidas de Vinipoli Y que esto es cierto, lo prueba que los de Agudpolis no lo echaron en saco roto. Porque y a en todas partes aguan el vino. LUIS G A B A L D Ó N DIBUJOS DE J. XAÜDAB 6