Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PASAJE D R A M Á T I C O PERSONAJES L A U I Í A riavia de palacio. FiOlíINNO, hufón italiano. DON L U I S miallero espan La acción en la corto do España, d u r a n t e el reinado do Felipe I V LAURA. FrOKixso. ESCE; NA P R I M E R A Salón apartado de palacio. LAURA, sentada á sus pies, F l O E I N N O en un diván, LAURA. PlORINNO. LAURA. FlORINNO. IJACIIA. PlORlXXO. ¿No OS burláis? No me burlo. ¿De veras? Para ser como aseguran que sois, liombre de gran entendimiento, poco ducho es mostráis en distinguir el acento de la sinceridad del de la burla. FlOlíINNO. LAURA. FlORlNXO. JíAUJÍA. prefieren una deformidad en el cuerpo á una en la inteligencia. A fe que sois discreta y galante. Por primera vez en mi vida me alborozo de ser jorobado, pues que vos habéis entronizado mi joroba. Más que un bufón, parecéis un cortesano ó un poeta. Decid más bien un filósofo que se conforma con su suerte. I os caballeros galantean á todas las damas cuando todos los oyen; j- o no galanteo más que á una sola cuando no me oye nadie; el rey se ríe de mí en algunos momentos, j o me río del rey á todas horas. Soy un resignado. Si es eso la resignación, debe de ser muy fácil resignarse. Nada es sino lo que uno quiere que sea. ¡Donosa iilosofía! ¡Ah! Ya me han recitado el epigrama que le habéis compuesto al vizconde. Si. Otra fase de mi resignación: un amante desdeñado por la vizcondesa me pagó porque hiciera la sátira. Phitonces, me disgusta y me inquieta vuestra resignación. ¿Por qué? Porque temo pudiera algún día alcanzarme; yo tengo también amantes desdeñados. (Intencio 7 tadamente. J Aviante desdeñado... FiORIXXO. J. AURA. í iourN o. M TJAURA. i TORIXXO LAURA. IjORlXXd. Pues yo he oído decir, por el contrario, que vos todavía le adoráis. (Turhdndose. jOh! No hagáis caso. Epigramas en prosa. El es un caballero apuesto... Que no tiene vuestra inteligencia, Pero que no tiene mi joroba. (Sobresaltada. ¿No habéis oído? i V V. Sí, pasos en la sala contigua... ¿Os disgustaría me vieran con vos? ¡Oh! De ningún modo. Aparte) ¿Será él? LAURA. r, a dueña habrá cumplido mi encargo. Fioiuxxo. ¿Y si fuera el caballero... ¡Mejor que otro alguno! LAURA. ¿Y no será para darle celos? 1 I0 R 1 XX 0. Os hallo demasiado receloso. LAURA. Soy bufón y soy italiano. PlOKlXXO. ¡Ya está alií! LAUR. A. ¡Es él! FlORlXXO. ¡Es él! LAURA. (Entra PlORINXO. LAURA. Dos L U I S el caballero. Dadme, dadme vuestra mano. Tomadla. (Sin poder reportarse. Perdonad, señora, que corte la plática, indiscreto; pero no creí fuera tan grande el mal gusto y poca galantería de los hombres, que las damas hermosas se tuvieran que axnancebar con las alimañas. (También en el mismo tono de reconeenirada iíjts. FlORINXO. ira. No es extraño- -3- perdonad que yo también sea indiscreto con vos- -que cuando los caballeros que se precian de hidalgos ofenden á las damas, ellas apelen á las alimañas para que arrojen el guante á sus calumniadores. (Le arroja, elgtcante. Dox LUIS. FlORIXXO, Uox L U I S Fiolíixxo. Perdonad, pero... LAUKA. Hay mujeres á quienes so las cautiva mejor por un mostacho enhiesto que por un madrigal; pero hay otras que VK HÜXXO. tigo? ¡Tenéis miedo! ¡Voy á pisotearte como á lo que eres, como á un bufón! ¡Combate peregrino! Un buen bufón con u n m a l c o r t e s a n o (Esgrime su daga y acomete cí Don Luis, quien dando im salto atrás, desenvaina la espada, y se apercibe á recibirle. ¡Villano! ¿Y había yo de batirme con-