Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Las andas de estos pasos eran conducidas á hombros, hasta iiace pocos años, por Urceroies, que transmitían á sus descendientes este derecho que ellos juzgaban inapreciable privilegio. Actualmente y para evitar desgracias, que no pocas veces han ocurrido, se acordó tiontar aquellos pesados retablos sobre ruedas, medida que suscitó una airada protesta por parte de los que hasta entonces los habían conducido. Tal vez juzgaban que Dios no había de agradecerles el pequeño esfuerzo que en lo sucesivo tenían que hacer para mover aquellas ingentes moles de madera.