Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Existen al presente- -concluí- -pocas ciudades, pocos pueblos artistas como el de Sevilla que sepan desdoblar su fuerza creadora en manifestaciones artísticas, y son muchos, en cambio, los pueblos que se preocupan de inventar motores de gasolina más perfectos que los conocidos actualmente. ¡Y qué explosión artística la del sentimiento religioso de Sevilla! Toda religión ha tenido su arte, porque toda idea pide su forma. El cristianismo encarnó en himnos sagrados, en imágenes y relieves, en autos y en misterios, en leyendas y tradiciones. Eso y más se admira en la ciudad sevillana; porque allí no basta ver las sagradas efigies en hornacinas y altares bajo la bóveda de los templos; no basta orar quedamente: es preciso, es necesario exteriorizar el sentimiento, esplayar el alma, r hi LA, VISGSN DB LA VlCTOEla. VDLÍíARMENTE LLAMADA DE LAS CIGARRERAS