Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Desgranase ei cortejo, lento y solemne. Actores y espectadores están unidos, no ya en espíritu pero también en cuerpo, separados apenas por la línea coloreada de los nazarenos. Abre paso á l í procesión el pueblo, colocado en dos compactos grupos que se extienden á lo largo del trayecto. Y he aquí un detalle que contribuye al carácter íntimo, íamjliar, de las procesiones murcianas. La gente lleva sus flT. f- if T l P f el cortejo religioso y para arrodillarse en ellas al paso de las imágenes Y estaa sillas empleadas en los diarios menesteres y sacadas de las casas para ser puestas en medio de la calle, parece que hablan de la intimidad del hogar y de los puros amores familiares. Algo hay también de familiar, de mtimo en el tradicional paquete de caramelos con que, al pasar, obsequian los cofrades a sus relaciones. Inocente costumbre que se conserva desde tiempo ínmemorikl bm temor a la fatiga ni al cansancio, nazarenas y nazarenos, con el rostro cubierto, los pies descalzos y en los hombros la cruz, caminan horas y horas en cumplimiento de sus votos. Los mayordomos personas de significación y de importancia, van al frente de sv. spasos con más orgullo que á la cabeza de iin ejercito; y los coírades de las clases populares, artesanos y huertanos, llevan en sus hombros las magenes sagradas, satis echos de su misión y contentos con el peso. ¡Son las horas que han esperado impacientes todo el anol La carga les parece ligera, corta la caminata y el trabajo cosa aoTadablTv sm importancia. i- lauauíc y En sus rostros se refleja la satisfacción, el contento... Bajo su sayo corto asoman las medias primorosamente bordadas por manos amantes, ligera remembranza de su típica y olvidada indumentaria Lllos han sonado c o n e s e día inolvidable; ellos corrieron al templo para reclamar su puesto deshonor, herencia que recogieron y que disfrutan con íntimo regocijo... Y entre ellos están también los que entonaron en la plaza tradicional las sentidas y armónicas Correlativas y los que abandonaron su barraca para dormir toda una noche en los alrededores de la iglesia en espera de la salida de su imagen predilecta, que les recuerda muchas cosas de que acaso no se den cabal idea Lllos son, en fin, los descendientes directos de aquellos hombres que poseyeron la verdadera fe v que sonaron con la esperanza... Son los más cercanos á los dulces tiempos conmemorados Son lo s puros de corazón a quienes llamó bienaventurados el Divino Maestro... ¡Los que aÚM están en posesión de la infantil ingenuidad y de la santa sencillez, que son el verdadero tesoro de los humildesl C L DJá GUEWCA ANTONIO PAI, 0 MI 5 R 0