Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A Semana Santa en Murcia produce una impresión inolvidable por su solemne sencillez, por su carácter íntimo y familiar, por su ingenuo y poético misticismo. Consérvanse allí las tradiciones con respeto, y el sentimiento religioso parece como que se exalta en esos días, con los recuerdos transmitidos de generación en generación como sagrada herencia. Desde que eu las primeras horas matinales del Miércoles Santo los broncos tambores y las claras trompetas anuncian la convocatoria de las Cofradías, hasta que los templos voltean sus campanas tocando á Gloria, un ambiente sinceramente piadoso envuelve á la hermosa ciudad cantada por el poeta, que olvida los afanes mundanos para conmemorar el más grande de los Misterios de la Religión. En la tarde del Miércoles recorre las calles la procesión de la Cofradía déla Preciosísima Sangre. Fórmanla nueve pasos, obra de artistas antiguos y modernos, estimables todos, mas no merecedores de especial mención. En uno de ellos, sin embargo, El Pretorio, hay una figura atribuida á Salzillo, que ha entrado por derecho propio en la circulación popular. Es un judío de gesto agrio, de mirada dura, de aspecto repugnante, que se dispone á martirizar á Jesús. El pueblo le llama el Berrugo y con él asusta á los niños y con su llegada les amenaza en castigo á las faltas infantiles. Y no falta quien le amenace, á su paso, con palabras y gestos de cólera mal reprimida. En la tarde del Jueves se exponen á la devoción en la iglesia de Jesús las imágenes de Salzillo que figuran en la procesión del Viernes. Y en la plaza, los hombres del pueblo, huertanos en su mayoría, cantan las famosas y tradicionales Correlativas, rodeados de la gente, que compara, juzga v analiza su arte, pero que oye á todos con respeto. Las Correlativas son cantos de índole análoga á la de las saetas sevillanas, en que se recuerdan los Misterios de la Pasión. Los cantores se organizan en grupos, combinando y armonizando sus voces, sosteniendo y recogiendo por turno las agudas y prolongadas notas. Mezcla de canto árabe, lánguido y amoroso, y de canto llano, reposado y solemne, las Correlativas impresionan d e v e r a s á quien por vez primera las escucha. En la madrugada del Viernes, sale la procesión de la, Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la mejor de todas, así por el número y esplendor de sus pasos, como por el arte y la belleza de sus figuras, debidas todas al inmortal Salzillo, excepto la de Jesús, que es obra del maestro Juan de Rigusteza, escultor del siglo xvii. Forman esta procesión nueve fasos: La Cena, La Oración del Huerto, El prendimiento, Jesús en la columna. La Verónica, La caída, Nuestro Padre Jesús, San Juan y la iJolorosa.