Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
POE EODSÍGUEZ MARÍN (BRINDIS) I A PARTIDA D E LOS T R E N E S ALEMANES En Alemania es tan grande el movimiento de viajeros y mercancías, que los trenes se forman con multitud de vagones. A nosotros los españoles nos parecería estos trenes de una longitud desmesurada. Ni en los días primeros de Julio, ni en los célebres iotijos que parten de Madrid para Sevilla, Murcia ó Zaragoza en las fiestas de Semana Santa ó en las festividades famosas de la Pilarica, los hemos visto mayores. Las voces de mando que en Alemania se usaban para que el tren partiese de las estaciones, han tenido que ser sustituidas por otras señales, porque era tan considerable la distancia que mediaba entre la estación y la máquina de un tren formado, que los maquinistas no oían la orden de partida y la marcha de los trenes sufría retrasos. Las reclamaciones de los viajeros por los perjuicios que tales retrasos les ocasionaban, han sido atendidas, y actualmente los jefes dé estación, sin perjuicio de ordenar á gritos la salida de los trenes, van provistos de un bastón que tiene en su parte superior una placa de latón pintado de verde, y en ella un disco blanco de 25 centímetros de diámetro. Tan pronto como llega la noche, en el lugar que ocupa la placa descrita se cuelga, una linterna. La señal de partida, que inmediatamente se obedece, la dan los jefes de estación levantando el bastón tal y como aparece en la fotografía que reproducimos. No es un, caso extraordinario, sino cosa muy corriente, que brinde un Correspondiente por un señor Numerario. La intención condena 6 salva, y ustedes perdonarán cjae yo me acoja al refrái La ocasión a pintan calva Sin alardes ni aparato, humildes como nacimos, á honrar, señores, venimos al insigne literato, cuyas obras elegantes, llenas de aticismo y sal no reconocen rival en la lengua de Cervantes. Discreto entre los discretos, derrama la poesía de su rica fantasía en cien gallardos Soíislos, Con acierto singular porque del pueblo nació, los Cantares recogió de la musa popular. Breves, sentidos cantares en que puso el corazón anhelos de la pasión, suspiros, quejas, pesares, dudas, reproches y ceJos el temor y la esperanza, y cuanto el amor alcanza en la tierra y en los cielos: breves, sentidos cantares con que endulzan su pesar los que piensan en su hogar navegando por los mares: cantos sin pompa ni aliño con que al borde de la cuní gozosa de su fortuna, arrulla la madre al niño: cantos de una estrofa sola en que un corazón se agita, el corazón que palpita en esta tierra española. En riquísimos panales su pluma trueca el papel. ¿Quién no gustó de Ja miel de sus dulces Madrigales, y á- ú olor del romero, y del aroma sencillo con que perfuma el tomillo al monte, al valle, al otero? Como corriente que mana de la fuente rumorosa, de su tersa y clara prosa fluye el habla castellana. jPuro y coríoso raudal que entre perlas se desata, sonora como la plata y limpia como el cristal! Aún más su mérito abona la diligencia cumplida con que esclareció la vida del poeta Barahoncí. Enderezador de entuertos, del polvo de los archivos volvió al mundo de los vivos muchos escritores muertos. Su talento puso á escote y entre críticos brilló; las novelas estudió del grande autor del Quijote, y hoy alcanza mayor brill por su inteligente empeño, con Eí Celoso Extreineño, 7 Ínconete y Cortadillo. De su pluma, la palabra brota, al pensamiento fiel: más que una pluma, es pincel que pinta, buril que labra. Galano entre los galanos y ameno entre los amenos, es muy bueno, entre los buenos escritores castellanos. No ha menester aureola nombre que tanto resuena. ¡Quien está de enhorabuena es la Academia Española! Nuestra admiración es una y es una nuestra amistad. jAIzad la copa y brindad por Eí Bachiller de Osuna! LUIS MONTOTO QUESOS, MANTECAS y comestibles finos RECiRTE HIJO, PKBCIO ÁLMÁGENÍSTA FIJO Echegaray, 8, y Carrera de San Jerónimo, 15 Instrumentos do precisión. Objetos de diDujo y matemáticas. Óptica, escritorio y gemelos de todas clases, etc. etc. C aSa (Ia e n 1 8 3 6 SBEMEC PQUDRE Ij SAVON MARAVILLOSOS PARA LA Toilette diaria Preservan e l rostro de las influencias del Frió, del Sol, o d e l aire d e l M a r Blanquean y suavizan divinamente el Cutis J, SIMOI S 9 í a u b St- Martin. PARÍS Evitar falsiflcatlones PARFUÍWERIE X ü BI 3 a n PARÍS. Exigir la firma en toctos par tea. SOTOr. En Venta