Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESTATUA A MUSSET F T R A de esos hombres singulares que se burlan de lo que aman, que escriben para una inmortalidad en que no creen, que son en la niñez viejos, niños en la juventud y jóvenes en la ancianidad; de los que mueren agostados por su o- enio, de los que coronan de alegría su tristeza, de esos epicúreos extraños que desconocen el egoísmo y que viven una existencia febril, aborrecidos de las gentes ordenadas que no se aburren jamás. Alfredo de Musset, sobre cuya tumba protegida por un sauce aparecen diariamente flores románticas depositadas allí por manos piadosas, tiene ya una estatua recientemente inaugurada en la i íaza del Teatro Francés de París. Acertaron los escultores á expresar en el rostro y en la actitud de la noble efigie del poeta aquel desaliento mortal, aquella melancolía intensa del ciue busca en los placeres viejos de la tierra amores que no existen. I. as poesías de Musset han estremecido las almas de todos los jóvenes, pero sobre las obras de este creador de bellezas se destaca como el más conmovedor é iuteresante de sus poemas el poema de su vida, que es el verdaderamente admirado por las almas gemelas, de las del cantor KL PKINOIPK EITIÍL T F. ALKMAXIA Y SU KSPOS. l A PKINCESA SOMA DE ÜLDENHURGO Füt. Hutitn Tramjjus de Solía, que ríen entre lágrimas, que ostentan su falta de fe y aman, de los seres que son á un tiempo irónicos y tiernos, cáusticos y benévolos, de los que al aniquilarse crean. Nadie juzgó á Musset como Lamartine; nadie se dio cuenta de que el alma del autor de las Nocheí era semejante á una Jlor dohle, que había en ella sombra y luz ideal, pequenez y grandeza, y que algo delicado y triste existía bajo la frivolidad irreverente y engañosa del poeta de la juventud. La estatua de Musset es obra excelente de P alguiére de Mercie; en ella aparece s e n t a d o el a u t o r d e los Cuentos de España e JJalia. Los escultores para reproducir su figura, han leído las poesías de Musset, su biografía j han estudiado los bustos que de él se conservan. La obra de los escultores es hermosísima. BODAS DE PRÍNCIPES p L día último del pasado mes de Febrero se verificó en Berlín la boda del príncipe F; itel, hijo segundo del Emperador de Alemania, con la princesa Sofía de Oldenburgo. No tuvieron üuena suerte los desposados al dar comienzo á su luna de miel, porque la misma noche de sus bodas, y en ocasión en que se dirigían en un magnífico automóvil al pabellón de Hubertuskock un accidente desgraciado que pudo tener fatales consecuencias turbó la naciente dicha de los esposos. Ll automóvil ocupado por los Príncipes criocó contra una carreta, saltaron los cristales del coche y ambos esposos se produjeron cortaduras, en el rostro y en las manos. Por fortuna, las heridas, aunque dolorosas, carecieron de importancia. ESTATUA ERIGIDA EN PARÍS AL INSIGNE POETA ALFREDO DE MUSSET t o t líol C.