Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
X VH ir Don Alfonso, impaciente por ver á su prometida, fué á esperarla hasta Angulea, sorprendiéndola muy agradablemente. la llegada del Rey y de las Princesas á m Sebastián, el pueblo los recibió entuismado, prorrumpiendo en jubilosos vires. En la ciudad reina una alegría supe I 3 r á cuanto pueda imaginarse. Las atenciones, las solicitudes, las prueis de amor que el Monarca ofrece cada I a á la que pronto sera su esposa, son mu- F. I. HOTTÍl, ViV P A t A I S nONTlF. KI. EF. Y DK ESl AN. -V SK iVT. OJ. Los Reyes y las Princesas de Battenberg en San Sebastián ¿s. M futura Reina de España deseó que la ceremonia de su conversión a l a fe oficial de los españoles fuera solemne y pública, y don Alfonso solicitó y obtuvo de su prometida c ue dicha ceremonia se verificase en vSan Sebastián. A la capital donostiarra fueron los Reyes, los Infa tes; el presidente del Consejo y los altos funcionan palatinos. La Reina reside en Miraraar, el Rey en el Hotéldu Palais. KL i V LA R E I N A DiRTGlÉ. NDOüK A ilIKA- MAlt 1. E l OBISPO DE XOTTINGHAM. 2 KL SR. ARISTIZÁBAL, PÁRROCO DEL ANTIGUO. 3 EL MARQUÉS E VILLALOBAR EN UN AUTOMÓVIL Al TE LA PUERTA DEL HOTEL DU PALAIS f o l s rreüeric