Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Resurgen sollozos ael fondo del lago Son fríos y tristes. Del fondo del lago resurgen sollozos, algunos son verdes. Las ondas, sopladas por brisas de hielo, gimiendo titilan, y en la superficie, que es carameldcea, no hay rosas ni lirios. E hada del lago galopa en su cisne no hay lago sin hada) y el albo rocío se posa en sus frescas azules narices. Dos almas de hielo se encuentran en medio del húmedo lago, y rígidas gimen, se esfuman, semejan sorbetes picudos. Tíe dicho que en medio del lago de hielo dos almas se encuentran; la púdica nieve, sombría y menuda, les cubre las patas. Silencios lacustres de melancolía resuenan dolientes, y un témpano helado descansa en la arena, sin duda medita. Las almas que, yertas, al lago concurren no están en su juicio; sino, en el invierno mejor busca an la cálida estufa. Ventiscas heladas al lago conducen (por cierto, de balde) á un pájaro glauco, que aporta nostalgias de plácido ensueño. Belleza invernácea palpita en el lago... blancura de muerte... yJVo hay hojas, no hay risas, no hay flores, no no hay polvo, no hay moscas! hay besos, IMS peces argénteos del agua dormida, ¿qué llevan al cuello? Del agua dormida, ¿qué llevan los peces? Bufanda de abrigo. Ya creo haber dicho que surgen del lago vibrantes sollozos. Los témpanos triunfan burlando los guiños del pálido Febo. Del lago el espíritu en nítida escarcha se envuelve y se esfuma... E fondo está abajo... La luna está arriba... jCarape! ¡carape! JUAN PÉREZ ZUÑIGA DIBUJO TtT. XAUnARÓ