Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS FUNERALES DE GHRISTIAN IX ridad inmensa que gozaba eí difunto Hey de jDinamarca. En dicha fecha fué trasladado el ca: dáver desde la capilla del palacio referido á Roskilde, El paso de la comitiva i r, i- las calles de Copenhague tué un espectáculo imponente por la actitud de profundo respeto del pu 0 al desfilar el cortejo. Las fuerzas de la iruarnición sea; uian al coche fúnebre formadas en columna de honor; detras casu muerte hasta el 13 Febrero, de Cliristian IX en DUSDE el díadedeChristians- Berg- Durantede ese tiempoestuvo expuesto eluncadáverelocuente la populael palacio manifestóse de modo KXIX... X, J EL CADÁVKB DK CHRISTIAN IX líN LA C A P I J L L A A. RDIEKTa D E ROSKILDF FD H u í i n Trampiis minaba representación nutrida de las sociedades centros cíentificos de Dinamarca: inmediatamente I08 embajadores de las naciones, que con este objeto habían llegado á la corte; por último, la multitud, silenciosa, triste, seguía el cadáver del difunto Rey. 1 Reproducimos una fotografía de la capilla ardiente en Roskilde. Fueron allí depositadas las coronas en número de 1.600; de ellas, 300 eran de plata, tres de oro y las restantes de flores. Los funerales fueron suntuosos. Dieron guardia de honor al cadáver los coroneles del Ejercito danés; los chambelanes llevaron el palio; las cintas, los caballeros de la Orden de Dannenberg El Rey a -tual de Dinamarca, emocionadísimo v conteniendo á duras penas su dolor, iba seguido de los principes y delegados regios, escoltando los restos mortales de Christian IX. Un solemne Oficio de difuntos celebróse en la catedral; las voces del órgano entonaron la famosa Marcha de Hartmans, y concluida la ceremonia, el cadáver del anciano Monarca recibió sepultura.