Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL DOCTOR RAMÓN Y OÁJAL l o l i a y que jtistificar con razones la publicación- del retrato del doctor Ramón y Cajal; siempre hay razón para ello, porque siempre hay motivos para hablar del investigador infatigable, todo raciocinio y voluntad, que es actualmente una de las glorias más universales que honran á Europa. La fecunda existencia de este hombre, admirado por los sabios más eminentes, sería sólo conocida de escogido y selecto público, no de las muchedumbres, si los periódicos, al relatar sus triunfos científicos, no vulgarizasen su nombre ilustre y i eprodujesen su noble figura, porque el doctor Ramón y Cajal es enemigo de exhibiciones. La República de Venezuela, á semejanza de lo que han hecho los más cultos países del mundo, acaba de liG- nrarse concediendo una distinción al doctor Ramón y Cajal. Nuestros hermanos de allende los mares consideran á este hombre singular como una gloria propia. EL POETA GRILO, ACADÉMICO pSCRiKiR Ó improvisar versos es tra bajo que puede con la práctica perfeccionarse; pero improvisar poesía, es don qu. e pocos vates poseen, porque contra lo que piensan muchos hombres, la concepción poética es obra dificilísima y reflexiva; como que en ella intervienen las facultades todas del espíritu. Don Antonio Grilo es un improvisador de poesía: concibe éstas, las ordena y las dice con portentosa facilidad. Sus poemas todos. La campesina, JU Ermitas, parecen improvisados tal es la fin í da y espontanea ena poe tica qr aquello Grilc j B; L SABIO DR. RAMÓN Y CAJAL KN s u I AliOKATORIO bro de la Academia Española el día 15 del presente mes, pero antes de llegar allí, á la cúspide, Grilo había c o n q u i s t a d o aquel puesto eminente; sus versos son repetidos por las damas y los poetas de nombre más glorioso, porque en ellos supo cristalizar los más hermosos pensamientos y los sentimientos más delicados en palabras llenas de armonía. A continuación publicamos una p r e c i o s a poesía que D. Javier ligarte se na dignado enviarnos, alusiva al hecho de haber ingresado en la Academia el cantor de la Verbena. GRILO, ACADÉMICO La jusiicía por Jln, serena y abrillaniando sus blasones al poeta genial... que ¡iodeLvied ¡cadeniia. fría. prcraia no honraba con su nombre la Vibra, su. inspiración grave y sonora Jresca como el aroma de las Jlores, dulce como la- miel; como la aurora esplendida ¡Saliíd de lu. z y de colores. al vencedor y parabienes injlnitas! en horas de vencieras Ciñe, ¡olt Afusa! el laurel sobre las sienes del Ínclito cantor de Las Erniiías. JAVIER UGARTE ANTONIO GRILO