Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MR. NICOLÁS I- ONGWOKTH, E S 1 O S O I lí A L I C I A R O O S R V E L T MISS ROOSEVELT MIS 5 ALICIA, H! A URL l RKSTDENTE ROOSEVELT I A elevada posición social de la princesa Alicia, como llaman los habitantes de la gran República del Norte de América, con escándalo de los republicanos austeros, á la hija del presidente Roosevelt, ha sido la causa principal de que el niatrinionio de ésta con Mr. Nicolás I ongworth haya alcanzado universal resonancia. A ello también contribuyó grandemente la pasión profesional cíe los informadores americanos, que durante mucíios meses han fijado en este suceso una atención preferente, y los comentarios de los cronistas europeos, cj ue juzgaron la boda anunciada de varias maneras. Al fin, precedido de un ensayo general de la ceremonia, celebróse el matrimonio con pompa inusitada el día 17. I,o s Monarcas más poderosos de la tierra no han casado nunca á sus hijas con ostentación y fausto superior al que ha reinado en las ceremonias nupciales de la hija del gran demócrata que preside la República de los Estados Unidos de América. Miss Alicia, originalísima como todos sus compatriotas, abandonó, después que la boda se hnbo verificado y aún 110 terminada la recepción, los salones en que los invitados á la ceremonia se hallaban reunidos, y sin despedirse de nadie, saltó ágil é intrépida por una ventana y partió inmediatamente en un automóvil en compañía de su esposo. Tan extraña resolución debe obedecer al cnmpiimiento de la palabra que miss Roosevelt había dado no hace mucho tiempo de sustraerse, tan pronto como se desposase, á las importunidades de fotógrafos é informadores. ICn efecto, aun las personas de más confianza ignoran el lugar donde se encuentra miss Alicia, aunque se supone que esté en la casa de campo cuya fotografía reproducimos. t CASA LK CAMPO DONDE PASAKAN LA LUNA DE MIEL LOS NUEVOS ESPOSOS Fols GribavetloíT