Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EN EID T E A T P X O M A FLAUTA ACUÁTICA. Cuando al levantarse el telón oigáis en la orquesta variaciones de flauta, tened la seguridad de que aparece en escena un lago ó una fuente rumorosa; el t ¿6 biri de la flauta es el ruido sonoro de las gotas que caen. Según los maestros compositores, flauta significa. oííw de agita ft- si el diccionario del idioma musical. FALDAS RAYADAS. Si las señoras del coro aparecen con faldas á rayas de arriba á abajo, la obra es con ambiente marítimo. No importa que el primer cuadro figure el interior. de una iglesia; si las faldas son á rayas verticales, tendremos mar en alguno de los cuadros siguientes. En este caso, también, los hombres del coro suelen usar unos pantalones anchos, no muy largos, blancos y con rayas rojas, lo. s mismos que sirven para coro de negritos, si g ie también para los descamisados de La MarseUcsa. En fin, este últiuro es un detalle que no viene á cuento, pero quedamos en que á decoración de mar, traje á rayas. ¡OHE! ¡OHA! Además de las rayas, cuando aparece el mar, se impone un coro general accionando, como si tirasen de una cuerda, y gritando: ¡Ooco... ké! ¡Ooo... hd No sé en qué región marítima española dará la gente esos aullidos. Yo no los he oído jamás, ni sacando el copo en Málaga, ni en la pesca del bou, ni en los puertos del Cantábrico, ni en ninguna operación marinera. EL NIVEL DEL MAR. Si alguna vez han desembarcado ustedes en muelle ó puerto de mar, recordarán que de la lancha han stéido al muelle ó embarcadero poruña escalera; pues bien, en el teatro sucede lo contrario: se baja del mar, porque los directores de escena lian declarado el nivel del mar más alto que el de la tierra. SAIGAS C O N N U E V f í H U E C O S (Latscena repn- sfnLa una sala en casa de D. Méndulo... en Madrid. D o n- y- l j Méndulo es un empleado con tres mil quinientas Jres puertas al foro y dos d cada lado) S o n siete puertas. ¿Y por dónde entra la luz? Hay que suponer un par de balcones en la pared que falta, es decir, en la boca del escenario. Son nueve liueeos. ¿Es posible que un empleado con tres mil quinientas alquile una casa donde haya una sala con siete puertas, y dos ó tres balcones? Yo creo que salas de las corrientes, con siete puertar, liabrá pocas en Madrid. SALONES SUBTERRÁNEOS. De esos salones á los cuales se entra bajando una escalinata, como en La Viejecita y muchas más obras, no recuerdo haber visto ninguno, ni siquiera reproducido en fotograbado-