Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mcíiíaltóad fifáftca v- r- Xií V- í í V. j la msvM a aasafs Fot. B. y N. UNA KSCF. NA t) K nVK RDAní. DRAMA DK LA SRA. PARDO EAZArí í: Sr. Í ííJÍ? í- V l A MATA- HARY de dicho drama está pronunciado por quien tiene derecho á pronunciarlo; pero las críticas, sin excepción, ven en la fábula y el desarrollo de ella un interés, una técnica, unas ideas, unos contrastes, unas pasiones candentes y briosas que, por lo mismo que se prestan al comentario, son prueba de que Verdad es un drama no desprovisto de grandeza de situaciones y momentos de vigor y fuerza artística extraordinaria. La ilustre escritora no se Qesanimará por lo ocurrido, seguros estamos de ello; porque su temperamento literario y sus ideas de la vida no tienen nada de inconsistentes, y el estreno de Verdad, lejos de hacerla desmayar, ha de servirle para templar las armas artísticas de quien, como ella, tiene nervio j talento suficiente para vencer. Su brillante bagaje literario ha per) uaicado á la Sra. Pardo Bazán, poi que de ella se esperaba, no una obra vulgar de corte corriente y ordinario, sino una creación digna de su numen y de sus obras anteriores. La interpretación de Verdad fué irreprochable, prodigiosa, por parte de la Sra. Guerrero. D AILES SAGRADOS En el Central- Kur DE DA INDIA saal o b t i e n e los aplausos rendidos del público una artista india, notable por su hermosura peregrina y por los bailes que ejecuta de un modo tan primoroso, que á pesar de ser éste el más plástico de todos los espectáculos, la singular bailarina, ni por los movimientos ni por las actitudes que adopta, evoca en los espectadores otras ideas que las más puras. Vivo ejemplo es éste de la fuerza ideal del arte y del poder de los artistas para triunfar de los medios más materiales de expresión. La Mata- Hary, en sus bailes sagrados de la India, llama la atención, con justicia, del público más culto.