Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I quu re. s Str füífrlf- -disuria lljsen, -vive solo. L. 1 soledad, eft clivaniciiti! inlundc al áiiimo lU os an, ll ¿plic (ts posiUvos, y cs artíllenlo tii- Tnpo nlj o leatr. il, aparaluso, que robustece las fií; iirai: por eso fioii yriiüík- s los (iii sts. pui t- ííij laiiib: én las p o i i í- n u a s Itvctidaíi d e los siglos heroicos se pcrpclüau. Los ¡joljlanos dp la nlii Ldu. d e A ¿iiicrra ó d d ürlc hallaD. mt- roed al mi- terío que les envuelva, existencia inmortal y iriuníauíe. subro la mulliiud vulj ar. ellos ostctilan íiiyjesluosos la gallarda süberanla d e sas liirachoí donde nadie ha subido. Iiiijircsiim í- t. nitjaiile m e pioilucL- n bis islas: entre lo5 infinitos d t l m a r y d t l ciclo, ellas fie alx. in mjaTilcs deí afiando victoriosas la epilipLica ínfeninl sinfonía de Uis elenienl s dc enco íidon. Ni las íUíthfi de inrni ni: ni las horas de quietud y bonanza, las i n m u t a n i n a c c e i i b l t s á Ja caricia come d easli ü. recuerdan t s a s voluntades estoicas iiuc no lloran ni ríen, bon la fuerza. En vano d Occoau b s uj liino y sacude, Inütlhnentc t i irueno rUjíe y los relámpa os instigan tun diSíiplina. H- h futjí n los viCTJtos: las isl. ir, re i -tin; t n Tus dJ Illaderos jp- anilícos, mondos, d e s u s nioutañas, 1 aíiudón tras muí- ho n U r eon árrulu é impútenle plañir, a m a i n a y descaece, y A lo lari; u de las playas, ante el rt duclo de los f s l u a n o s inconquísiables. las olas, convencidas de su impotencia, e rinden üUtbraiiladas y rotas, alargando mimrjsamente sobre la arena us lcngu, is d e espnnia. V csle viprir ti lúrico d e las isbis parece transmitirse á sus h a b i t a n t e s Es a q u é d a una r. iza Ruperior tic héroes de walkirias: son mujeres sólidas, lozanas, bravias, capaces d e inspirar nutv. is y descom u n a l e s pasiones; son h o m b r e s h a a ñ o s o s d e m a n d í b u l a s cuadradas, d e frcnies d e p r i m i d a s Hcnaa d e insliuto, cenctíñus nerviosos, franco ha- sta la sencilkv- valientes hasta mas allá del sacrificio, cuyos cuerpos membrudos encarnan d i g n a m e n t e sus espíritus silenciosos, ternera n o s y dulces á la vez. Cerca de Iis ¡iaíla hay dos g r u p o s d e pcijueüas islas, archipiélagos pintorescos, célebres en la hialü-