Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
en g: ctililÍEiimo u m p n H c n J o y CLinlanüíi, AI aníiíir Mis cuerpos ondulaban ntf: con gnrbo citríicterístico; al sonreír. L h ¡fipc; ihan ron típica í racía cu sus rojos labios btüos y aj i udcxas co) las 3 siis ¡ros; en sns rostros moren ns rcflcjdhuse a alcRTÍa incoiuj arable d c s n cJtlo; tn sus nesTos ojos brillaba esplendorosa la abrasadora l u m b r e d e su soU Sentí, al s e r l a s placer inefable q u e i n u n d a b a mi alma, y nu hallando, p a r a s a l u d a d a s conceptos ni palabras dij; nns d e ellas, saludé á Sevilla con versos d e su divino vate: Rpinailol Or í- Tfio tliVlií n, íin qulon A E pnün faJta In urjijirli- i- ji, qnioD ralor, injz y lU l ii- íii iiicrD infls ofiTiiitndíi y iíi ijn. r. sn- Saludé á Córdoba, recordando el soneto d e su poet: i Góng nra, que comienza: f Y ya m e preparaba para saludar a Granada, t r a y e n d o á la m e m o r i a ali una d e I. s bellísimas e tiofas CDU ue cantó sus glorias el trovador Zorrilla, cuando todas ellas, r o d e á n d o m e con bullí c ros a al aiíara. interrumpieron aquella e s p e d e d e líJonlt jio salutaluna manifestánilünit el motivo y el objeto d u aparición y de su visita. Venían, piadosas, á a y u d a r m e en mi dificilísima empresa. Pero todas ehas, 3.1 fin mujertíi, y a íin como andalt 37, as, inipetnusas y vehementes, accionaban y hablaban á nn tiempo, mareándoníc y aturdiéntiomc. pero con ese dulce m a r e o y jíratísínio aturdímieUlo que proiliic? al cerebro la mezcla d e uu traigo de ¡Montilla. de un vaso de Málaga, d e nu? copa de Jerez y de u n a caña de ñanhícar, Almería, H u e l v a y J a é n m e mostraban l o s variado? productoíi de j us ricas minas; Cádi? y MáInga el ngitíido movimiento de sus h e n n o s o s puertos y tos fnitos deliciojíos de sus viñedos y campifias; Sevilla, Ciirdoba y Grabada, eomo en rápido y def ¡lumbradorc: Íuemató; irafo, hacían desfilar a n t e mis ojos, entre flores, olivos y naranjos, siís antiguo, y admirables moinirneutos, en q u e van u n i d o s los primores del Arte y Us grande ías de la Historia. La Histoiial Cada u n a m e refería la Ruy: t. sin olvidar las m á s legendarias hazañas n ¡los más pintorescos incidentes. Almería me hablaba de las proe a del desvenInrado y caballerüio Jía jal: SeviUa narraba las