Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
niH tupor) el niiKino auior á la imisic: y é los arlifitíos J e ptilvora, V híiy aquí al f qwe, con tener esta gciile l a u t o pLirtntcsco con los valciiciaiins de lüs estcpa s. los difcrfiioia, sin tmhiirg n, d e ellos; este algo í s u n a jjUüta, nn iTJatíii de melancolía que t S oonipletaitiente desconuddu en los llanos valujicianos, q u e coniíeníii- I ÍTiidaijic en la estopa nlicantítia que linda con l ¡ts tiernís iniircinnas, y qne íil llejíür á la vL a de Chirria se nnic- tr, T abierlnniente en un esto especial de pciisamícnlo y dt: dulor que estos iiiuradorcs licirtn en ciertos momentos d í la vida, y qnc en el artt- se tr- iduce por tui sentiiJienlalisjtiü delicado en Ki poi sía y por n n a expresión de iin usti. en la escultura... Y de este íiiodo ha hablado- -y no copEíLmos toda su charla- -el s e c u n d o viajero, Y cuando han hablado d e estas v otras muchas cosas; cuando se han ansaífo si es posible cansarse- -de contemplar, en los días tibios y r a d i a n t e s del invicrnoH este mar IIL- añil que se columbra desd e las terrazas por encima d e las palmeras, estos düs h o m b r e s felices han acordado meterse E s p a ñ a