Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
o s eu COTÍtríiinos en un trance apreUk, lt al leucr que coJulcTiSíir cu u n a pájíiua lo q u e nusolros iieiiSfimos deV; tlciJCTa y d e KíipaHít í s un paEi heterogéneo: lus m á s víiñníi y cüntrjdictor: as rc íioncs, u n i d a s víuI c n t a m t n L t o r Inzos burocráticas format: nuestra aacionalidad, Y dentro d- LMIJS u n a de si; ts regiones, si nos detcni- iiiuL. d obSL- rvarlíES. podremos oomprobur u n a porción do uiaticea, do variedades y d e cnmbiantes p iicolójncüs, Y así, en Yaltucia, dentro dd- einoj no Hou lo mismo los valcncian íü quo habitau Castellón qne los q u e tienen sus JiioraI vej a valencianü. ni éstos son idt nti os á los q u e víin veyt- taudo eu his tierras llanjadaH de M. ir; i- -aila por donde los h e l e n u s tenían un templo consaijradij ú. Di lJa, -ni óstos á los que, cu k- Aliciaute. van conllevando bien qUE mal la vida t n la parto montañosa de la provincia; ni us que. pasada y a la capital do la provincia y bordeando el Jlediterráueo, J O extienden en lien t e n z a s á las de Murcia. El asunto, pue. s, t s harto conipleio y trascendental; hacer t n Un brecin y por urauera súbita O innpinada u n a b r t v e y sustanciosa síntesis, nos parece fllgo así como ij i rie lU- rcnks, V en cste caso lo más acertado, ki menos expuesto al doíimatismo- -dése d o g j liLie nos cansa horror- -es que suponL- aiuu. s tranquilamente que dos viajeros que van recóE s p a ñ a y q u e tienen don a g u d o á ¿observadt nH han m a r c h a d o cada cual por la costa medilea, d uno bajando desde rtarcclona y el otro subiendo desde Alnieiía, y se h a n encontrado en A i i i i i c V como estos dos h o m b r e s felices, q a e pueden viajiir, es decir, r e n o v a i s e r e n u v a a d ü el niunáu excerinr, acaso son amiíjos. estos dos h o m b r e s en u n a bi- dla m a ñ a n a d e invierno se h a n sentado- la d e las terra ías qut: en la q u t r i d a ciudad afmntan con el mar, y aÜi, b: ijo un ciclo a nlj InmiI j ante el m a r sosey ado, ílc añil intenso, que ajkarece par encima del follaje de las p a l m e r a s Virin jjítói ando m a n o ¿maitOL sin prisa, cou esa volupttjosidad con que, c u a n d o nos sentiiuos felices, rumos los recuerdos.