Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Baldífi está ti h ú m e d o hociquíllo le Inñ ovejas atAcadíis J e congestiva uorriña; no bíjlan los corderos; no triscan los montaraces cabrítillos; uo ínmen his tonudos cerdus; bui can la s o m b r a IÜH torosj las vacas culraleSn ecliadas sobre s u s ancas, miran pacientes la? riberas d los arroyos, que pcrfcmian el poleo y el mastrauico- Callan las oropéndolas y las mirlas; no se oye el croar d e las ranas; únicam e n t e los insectos iTZ- r f -ej vati y vienen como lanzaderas en incesante porfía sobre las aguas. Se escucha sólo el canto uiíIcTiano de las cig arras y las notas p r o l o n g a d a s de la eaneión d e las eras. E s U h o r a roja, y el sol no a l u m b r a los misterios todos de la Naturak- ia; uu a l u m b r a el misterio da las colmenas, ni las ctievas de los reptiles, ni las R: rutas donde reposan los nu: rc ¿la os con las alas p e g a d a s á las rocas. T o d o d u e r m e el a g u a eti l o s cauces, en f? l fondo d e la cisternas y d e los poi- os, y los ganapanes, á la s o m b r a de las h i g u e r a s achaparraiías ó al aTJmaro de los sombrajos, duenneri también d e cara al cielo cun un pañuelo d e hierbas sobre los ojos. Aúu descansan u a jrrales, árboles 3 brutos cuando le despiertan al hombre s u s cuidados y comienza de n u e v o su labor, ir, ibaja, Hn las H u r d e s vive el hombre primitivo, el hombre larva, que es todavía troglodita y bestial; en el resto d e la tierra extremeña habita el hombre instrumento, t i hombre torcido de zancas, h u n d i d o de pecho, de miembros estevados. nndoso 5, d e h u e s u d o s maxilares cubiertos p o r cañones negros de barba recia: este es el hombre útil, el hombre agadón y trílloj hurcj.