Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ní arlinilc U r ni cJitusiasmo, ni foníja nhjirtin v ilo frírnesí aislailo; t: iiuljviduu q u t entrn en ella poíic loil: i- su ínspiraciúii y tU i su fuer i al servicio de ki fonnit pTee iíitc: nlc y c l t n i a V por la ír- in rreniííad J e la s a r d a n a o r r e n los números: t o d a su y compás nacen del cálculo. N u n c a el delirio dionísiaco d t l sallo apt vrtará á ¡u. 4 sardatiistas de la lierra: en la e u c a u t a d a oscíl ¡K Íún de la ancha rueda siempre los danzantes dan con un píe en t i sneli l. a j o es nieno tlonualiva: el individuo puede atrevcríie con ella, y siendo un baile d e pasiónn la crea, la modifica, la invenía cíida ve? que la l a a, -Kl bailador de j o t a arrebatará, encenderán enlnsiasiuará á los gne le vean: la j o l a tiene senfiuaUsmo, tiene fiie o y tiene s- in ire dentro: la r, cnntadíi, tiene niodnl- iciont. s y jn itos q u e suenan á fatalismo oriental. La j o t a puede ser d a n í a de amor y dan a de jjuerra, La sardana no se concibe más q u e en lardes dt- paií. b: LJo un cJeli tranquilo, entre cosechas abundantes como el rito de u n a Ceros que poco a p o c o se liicicra ciudadana y St trocara cii diusa R: i ún, E. M A R Ü U I N A J -i